Cacharro de lata forrado de tela


Un cacharro de lata simple puede recobrar vida forrándolo con esos retales de tela que tienes por casa. Sirve para cualquier cosa que puedas almacenar: en estos ejemplos se ve con pinzas de la ropa y utensilios de cocina, pero también sirve como lapicero, para guardar gomas del pelo, ¡o lo que se os ocurra!


El proceso es muy sencillo. Aquí tenéis el tutorial al que pertenecen las imágenes. ¡Manos a la obra!

No te pierdas...

4 comentarios