viernes entre fogones: galletas de ardilla

Hola chicas, para hacer galletas de ardilla hay que cazar al pequeño mamífero en la Casa de Campo, quitarle la piel, cocerlo a fuego lento... ¡Que no! ¡Jamás! Con un molde de Ikea como el mío es más que suficiente. Es la primera vez que hago galletas. Tenía ganas de usar estos moldes que compré, así que me lancé al fango. Son las típicas galletas de mantequilla, con una receta que saqué de Directo al Paladar pero que podéis encontrar en miles de sitios. Yo, como siempre, me la inventé un poco (solo tenía mantequilla con sal, contrarresté usando más azúcar, no tenía extracto de vainilla y usé una especie de aderezador raro que compré en Mercadona... en fin) y aunque huelen estupendamente y no saben mal están muy duras y no se ponen blandas con la leche. No sé si son todas así o solo las mías. Pero oye, ¡que estoy orgullosa de mis galletas!


Os pego la receta directamente de este magnífico blog:

"Los ingredientes: 300grs de mantequilla, 1 taza de azúcar, 2 huevos, 1cucharadita de esencia de vainilla y 5 tazas de harina aproximadamente.
La preparación: con una batidora se bate la mantequilla hasta que esté cremosa, se añade el azúcar mientras se continúa batiendo, los huevos y la esencia de vainilla. Después poco a poco se va agregando la harina, llegado un momento se tendrá que comenzar a trabajar la preparación a mano a medida que va adquiriendo más consistencia. Se amasa y se va añadiendo harina hasta que la masa sea fácil de manipular y no se pegue a los dedos.
Luego con la ayuda de un rodillo se extiende la masa sobre una superficie lisa enharinada formando una lámina de aproximadamente 1/2 centímetro de espesor. Con moldes de la forma que deseen se cortan las galletas y se colocan en una bandeja antiadherente previamente enmantequillada.
Se llevan al horno precalentado a 180 grados centígrados por aproximadamente 15 minutos o hasta que se vean doradas."

Como podéis comprobar, no he hecho fotos del progreso. Cocino sola, y como podéis entender con las manos sucias de amasar no me podía poner a hacer fotos...


Como podéis ver, no son las mejores galletas del mundo, ¡pero estoy muy orgullosa de ellas! Y me encanta compartir con vosotras mis andanzas por este mundo totalmente nuevo para mí que es la cocina. Y no me vale que digáis que no servís para esto, yo también pensaba lo mismo, y todo es lanzarse ;)

¡Besitos y que tengáis un buen finde!

No te pierdas...

26 comentarios

  1. mmmm se ven deliciosas! Voy a anotar la receta, gracias!!!! besos!!

    ResponderEliminar
  2. Ay que lindas, de forma de ardilla!!

    Se me antojaron :S

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Me ha entrado un hambre que no veas!! En la cocina, todo es cuestión de ponerse. Por cierto, pronto me lanzaré yo también al ruedo con una sección de cocina, me muero de ganas!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo nunca he hecho galletas. Otras cosas sí. Son moniisimas!
    Bss

    ResponderEliminar
  5. A mí las galletas de mantequilla también me quedan bastante duras. Supongo que la receta es así. No son pastas, son galletas. Pero sí las hago de vez en cuando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Super cuchis las galletas, y además con una pinta...no debería, pero en fin, que deliciosa tentación.

    Felicidades por esa horneada tan divertida. Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. aaaaaaaaaaaaaish! que ricas!! yo acostumbro ha hacer a menudo!!! jejeje
    que hambreeeeeee!
    besooootes guapa!

    ResponderEliminar
  8. Tienen una pinta deliciosa y creo q ya sé xq te quedaron duras, no echaste ni levadura ni bicarbonato......

    ResponderEliminar
  9. ¡Te han salido genial, no las podemos probar pero seguro que están muy ricas!

    Un beso

    http://tuplanbodas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Jajajajajaaa, menos mal.... ¡Pobres ardillitas! :)
    Son geniales estos moldes y las galletas tienen una pinta riquísima
    bss y buen finde

    ResponderEliminar
  11. Lo de que te salgan duras al principio es normal, a mi también me pasaba, ya verás que con el tiempo le coges el truco. Te recomiendo que compres un botecito de extracto de vainilla, la verdad es que no es barato, pero dura muchísimo, ya que con 2 o 3 gotitas da muchísimo sabor, yo la he usado en nata montada casera, tartas y en las galletas y le da un toque muy bueno (:

    ResponderEliminar
  12. Yo no te voy a decir que no valgo para esto, pero sí que no me acabo de lanzar jejej.... tienen muy buena pinta tus galletas-ardilla, siempre que veo post como este me motivo para hacer cosas así pero me quedo siempre con las ganas. Por cierto, del post anterior, me encanta tu cámara de fotos sumergible (ya le vale al cartero...)

    Besos y feliz finde!
    http://alexdissenya.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Uy... Pues tienen buena pinta eh! Y eso de que no se deshagan con la leche está muy bien, que luego queda la leche con grumitos y no mola, jajaja.
    Seguro que están riquísimas!

    ResponderEliminar
  14. Son un encanto de galletas! A mi me encantan las galletas de mantequilla, pero tambien a veces se me quedan duras.. yo no se por qué pero a veces pasa jajaja.
    Besos y que pases buen finde!

    ResponderEliminar
  15. Que monas...tienen muy buena pinta.A ver si me lanzo un día a hacer algo,que solo se hacer rosquillas.Supongo que si me pongo a hacer galletas me saldrían incomibles!pero todo es ponerse.Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. Yo con las galletas aún no me he animado, pero tengo unos moldes monisimos que estoy deseando estrenar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. ¡Pues tienen buena pinta las galletas! Mi madre y yo, cuando bajan las temperaturas nos ponemos manos a la obra, que si bizcochos, rosquillas, galletas... nos salen buenísimas, pero es gracias a mi madre, si yo las hiciera sola tampoco me quedarían perfectas jeje por cierto... el otro día hicimos magdalenas y usamos los moldes que me regalaste, molan mucho :D besitos

    ResponderEliminar
  18. Madre mía... Mojaditas en chocolate me comía yo el plato ese... ¡¡Ayyyy!!

    Un saludo desde yayels-yayels-yayels.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. ojalá tuviera el tiempo para prepararlas! :)

    ResponderEliminar
  20. Pues tienen muy buena pinta! Yo me tengo que poner manos a la obra ya mismo porque este año celebramos otra vez Halloween en casa, y me gustaría hacer galletas con forma de fantasmas, calabazas... en lugar de los cupcakes. A ver qué tal me quedan!

    Besitos guapetona

    ResponderEliminar
  21. Yo la primera vez que hice galletas se me quemaron y fue un desastre je je, así que las tuyas están perfecta!

    Kate

    ResponderEliminar
  22. La cocina para mi es super difícil, por suerte mi marido cocina de muerte.Seguro que la próxima vez no te quedan tan duras, siempre hay buena gente que te dirá donde esta el fallo.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Vaya, a mí me salen muy parecidas, así que ya no me preocupa tanto su aspecto, pensaba q no eran normales, jeje.
    Yo sólo he hecho tres veces y de sabor salen ricas. La receta no es la misma, la mía es más sencilla, aunque seguro que menos deliciosa: azúcar glace, mantequilla y harina.
    Ahora he comprado fondant a ver si me hago el ánimo y para Halloween hago algo decente con las galletas, jeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm, que buena pinta y que monas!!!

    Las grullas me recuerdan tanto a Japón que me emociono al verlas, el anillo es ideal!
    Un beso,
    MLu

    ResponderEliminar