diy: marco de fotos con tela

Hoy os traigo un tutorial de lo más sencillito y que servirá para darle un nuevo aire a algún marco de fotos que tengáis por casa y que no uséis por feo o porque el color no os gusta. ¡Ya veréis qué fácil! Y el resultado final depende de la tela que escojáis así que... ¡al gusto de cada una!
Solo necesitamos un marco de fotos plano (yo usé este de Artemio que tenía por casa) y telas. Si ya sabemos qué foto vamos a poner, podemos elegir la tela en función de los colores para que quede en sintonía. Como yo quería usar esta foto del día que Capo conoció la nieve, me decanté por la de rayas. Capo es un poco gay, pero las flores no le pegan, que es muy bruto jeje

Ponemos el marco sobre la tela y, dejando margen, señalamos por dónde vamos a cortar. También en la parte interior, en la que señalaremos, aparte del rectángulo, unas líneas diagonales en las esquinas, para luego poder doblarlo. 


Antes de pegar, hacemos una prueba para asegurarnos de que al doblar la tela no tapamos nada que no debamos. Una vez lo hemos comprobado, encolamos en la parte trasera del marco, como veis en la foto, y vamos doblando la tela, procurando que quede bien tensa. En las esquinas, hacemos como cuando envolvemos los regalos, y las doblamos antes de plegar.
La parte interior del marco también podemos encolarla, aunque, si no queremos, podemos intentar a sujetarlo con el cristal. En este caso, al tratarse de tela más pequeña, podemos volver a echar cola por encima una vez pegada, para asegurarnos que aguanta.
Lo dejamos secar bien antes de poner el cristal, porque si se mancha podemos causar un buen estropicio.

 ¡Y ya está! Un truquito si el marco es de mesa y no tiene para colgar. Yo cojo un imperdible, lo curvo un poco, y lo engancho con los sujetadores de la parte trasera del marco. ¡Ya tenemos gancho!


¡Y ya tenemos nuestro marco de tela! ¿Habéis visto qué sencillo es?

¡Espero que os haya gustado!

¡Besitos!

No te pierdas...

15 comentarios

  1. Te ha quedado genial. La tela es muy divertida, y el proceso facilísimo :) ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado muy chulo.
    ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  3. "Capo es un poco gay" ¡me encanta! jajaja.
    Se ve muy fácil el DIY habrá que probar (:

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito!! A ver si me animo!!
    Feliz jueves!!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Genial!! Me encanta tu pared.
    Gracias por la idea.

    ResponderEliminar
  6. ¡Anda, no imaginaba que fuese tan fácil!, seguro que investigo :-) ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Pero qué bonito queda y qué sencillo! Y yo con los marcos soseros del gigante sueco! A ello me pongo esta tarde!

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias por la idea!, ya tengo el marco ahora me falta decidir la foto y buscar la tela jeje
    Te ha quedado muy chulo
    Salui

    ResponderEliminar
  9. Que idea más divertida, bonita y fácil de hacer!
    Muchas graciaaas!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta la idea, y tengo un marco bastante ancho que es un horror... Me falta la tela adecuada, que es lo difícil... pero gracias por la idea, la pondré en práctica segurísimo. :D


    Un besote, Mariajo.
    Mi Blog :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Me encanta el marco y me encanta tu pared de fotos!

    ResponderEliminar
  12. Monísimo! Una idea fantástica! :D

    ResponderEliminar
  13. Hola!! Qué buena idea! Me encanta como quedan las telas en la pared, yo tengo unos marcos con telas pintadas que compré en ikea, baratísimo y apaña muy bien la cabecera de mi cama.
    Tu blog es encantador!
    Saludos!


    www.martaCugo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Qué chulada! Quiero poner una foto en la puerta de mi habitación pero queria algo original. Sin duda alguna me has servido de gran inspiración ;) Gracias por compártirlo

    ResponderEliminar