entre fogones: pastas de té

Hace ya tiempo, cuando todavía no existían los viernes de recomendaciones, alternaba la sección que publicaba ese día con algunos posts de "entre fogones", en los que mostraba algunas recetas sencillas (nivel principiante como yo) y ricas. Con el tiempo, dejé de hacerlas, pero creo que ha llegado el momento de recuperarlas (obviamente, no en viernes). Así que comenzaremos a hacerlo con una receta de pastas de té.

He intentado hacer muchas veces galletas, pero hasta ahora no había dado con una receta que me gustase. Siempre me quedaban duras, sin quedar crujientes, y poco sabrosas. Pero probé con esta del clásico libro 1080 Recetas, de Simone Ortega, y ¡tachán!

Aunque no puedo hacerles formas, con la de cortadores monos que tengo, el resultado y el sabor son geniales. Estéticamente no son perfectas, pero así se nota mucho más que son 100% caseras, ¿no?

La receta, como digo, podéis encontrarla en el libro, pero la dejo por aquí por si no lo tenéis a mano. Para ello necesitaremos:
100 gramos de mantequilla, 125 gramos de azúcar, 250 gramos de harina, 1 chucharada sopera de levadura (rasada), 1 cucharada sopera de leche fría y 2 huevos. Si queremos, también podemos preparar unas almendras crudas, o piñones, ajonjolí... Lo que queramos.

Mezclamos la mantequilla blanda con el azúcar, un huevo y la yema del segundo. Lo mezclamos bien (con una pala, nada de batidora), y después añadimos poco a poco la harina, la levadura y la leche. Una vez esté homogéneo, vamos poniendo bolitas con una cuchara de café sobre la bandeja del horno, y aplastándolas para que tengan una altura de 1 centímetro y medio aproximadamente. Tampoco os esmeréis mucho con la forma y el tamaño, porque es prácticamente imposible que queden perfectas. Eso sí, tened en cuenta que luego crecerán con la levadura, por lo que si las ponéis muy juntas se unirán y se pegarán. Además, si las hacéis muy gordas, el centro quedará abizcochado.

Ponemos la almendra o el adorno sobre las que queramos, y con un pincel aplicamos la clara que habíamos retirado anteriormente. Precalentamos el horno unos 6 minutos a un fuego mediano, y luego metemos las pastas unos 15-20 minutos, hasta que estén doradas por encima. ¡Y listo!

Aguantarán varios días en una caja de latón. ¡Y están riquísimas!

Confieso que escribo este post mientras me tomo un café con una de ellas... Las hice ayer, y mi casa todavía huele a pastas recién hechas.

¿Os gusta la receta? ¿Qué receta tenéis infalible para las recetas?
¡Ya me diréis si la probáis!

¡Feliz lunes! :)

No te pierdas...

26 comentarios

  1. La receta se parece a una que he utilizado otras veces, pero creo que me la voy a guardar para la próxima vez que haga galletas porque te han quedado con una pinta impresionante

    ResponderEliminar
  2. Creo que la probaré! tengo el libro en casa así que perfecto. Las galletas me quedan sieeeempre duras, pero ya que a ti te pasaba lo mismo... igual estas galletas son la solución!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese libro es un básico... Y sí, ¡adiós a las galletas duras!

      Eliminar
  3. Para hacer formas con ellas tienes que echarle muuuuucha más harina, así tendrá consistencia. De todas formas, yo voy a probar la receta tal y como la has puesto, con mi receta de pastas quedan riquísimas, pero algo durillas, nada que no se arregle mojándolas en un buen vaso de leche realmente jaja, pero por probar que no quede (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas mojadas en leche están buenísimas, ¡ya me dirás!

      Eliminar
  4. Te han quedado divinisimaaaaaaaas y seguro que estan de vicio, de buena gana me tomaba un cafe con un par de ellas.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. Tienen muy buena pinta!! Yo no tengo ninguna receta especial, segun lo que vaya encontrando por internet o alguna receta que tenga mi madre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Internet hay miles de recetas, aunque algunas quedan mejor que otras :)

      Eliminar
  6. Mmm, qué envidiaaa! Quiero unaaa! jeje

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  7. es cierto!! me acuerdo de esa sección, que buena pinta tienen, y lo que dices, si encima te han salido ricas, doble satisfacción.

    besos guapa

    ResponderEliminar
  8. Hola: acabo de descubrir tu blog porque en el blog http://scarlatayelsenordongato.blogspot.com.es/ recomendaban tu reflexión sobre '15 errores evitar cuando empiezas un blog'. Coincido totalmente con tu punto de vista. Me alegra descubrir un blog en el que detrás hay una persona con criterio y buenos consejos porque estoy un poco cansada de ver blogs idénticos con la misma ropa cutre, plagio de fotos y llenos de faltas de ortografía. Ya veo que tratas diversos temas. Con respecto a estas pastas te quedaron exquisitas. tengo un blog dedicado a las muñecas Barbies. Creo escenas de la vida cotidiana con estas muñecas. Te invito a visitarlo: all4barbie.blogspot.com Yo me hago seguidora de tu blog con lo que me tendrás por aquí. Seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te gustara el post! Y bienvenida :)

      Eliminar
  9. Se nota lo casero jijijiji, pues se ven riquísimas y se leen también, lastima que tengo problemas con el gluten y lactosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué rabia! Seguro que encuentras alguna receta apta :)

      Eliminar