diy: bastidor para pendientes

Tenía ganas desde hace tiempo de hacer algo para organizar mis pendientes. Pero todas las ideas que veía me parecían demasiado... "rancias". Así que un día, mirando mis materiales y dándole vueltas, se me encendió la bombilla: ¿qué hay más bonito que un bastidor de tela? ¡Dicho y hecho!

La verdad es que durante mucho tiempo no he usado pendientes, pero ahora me ha dado por esos pequeñitos tan monos. Pero como soy un desastre, los tenía en el cajón sueltos, y ya sabemos lo que eso significa: perderlos. Así que cuando se me ocurrió esta idea del bastidor para colgar pendientes y la puse en marcha supe que había acertado :)


Para hacerlo, necesitamos: un bastidor, un trozo de tela bonita, y un poco de corcho (como podéis observar en el mío, no hace falta que esté en muy buen estado porque no se verá).

Ahora podéis encontrar bastidores en muchos sitios: en mercerías, tiendas de manualidades, de regalos, e incluso en los chinos.

El primer paso es marcar sobre el corcho la circunferencia del bastidor. Un paso nivel manualidades escolares :P

Para recortar la tela, os recomiendo que pongáis el bastidor antes, así sabremos exactamente cuánto necesitamos:

Si guardáis las telas, como yo, dobladas, os recomiendo que la planchéis para que quede totalmente lisa

Una vez lo tenemos, vamos a tensar la tela todo lo que podamos ayudándonos del tornillo. Y después, vamos a colocar el corcho detrás. Para que quede más firme, pegadlo con algún adhesivo, como cola blanca o celo de doble capa:

¡Y listo! Ya tenemos nuestro bastidor para pendientes. Solo falta clavarlos uno a uno. No hace falta que les quitéis el broche, porque se quedan incluso con él:

Ya solo tenemos que colgarlo donde queramos. Nos valdrá con una chincheta.

Yo lo he colocado junto al corcho para collares que me hice hace tiempo y que os enseñé aquí. ¡Ahora me han dado ganas de forrarlo de tela!


Si utilizáis más pendientes de colgar, probad con una tela más porosa, como de saco, ¡o haced algo de punto de cruz!


¡Y eso es todo!
¿Qué os parece mi nuevo bastidor para pendientes?
¿Os animáis?

No te pierdas...

15 comentarios

  1. Me encata la idea, me hubiera vennido genial cuando usaba pendientes ^^

    ResponderEliminar
  2. Guauuu, jamás se me hubiese ocurrido, pero me parece ideal, fácil y bonito :D ¡Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  3. Que bien Carmen, porque justo ahora me han encargado una bastidor de boda! jajaj,
    Tenemos telepatía.
    Te ha quedado genial!!
    Un Besazo gigante!!

    ResponderEliminar
  4. me parece precioso, la tela que has usado le va genial
    por cierto: qué pedazo de colección de collares!! ;D

    ResponderEliminar
  5. ¡Maravilloso! Muy original y queda súper bonito :)

    ResponderEliminar
  6. Qué precioso todo, como me gustaría ver ese cuarto, parece todo tan bonito :D
    Yo como no uso pendientes nada, pero me encanta la idea!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Ha quedado super bonito!! yo propongo también una forma parecida de guardarlos en mi blog
    Low Cost & Trendy

    ResponderEliminar
  8. Muy buena idea!! El resultado es precioso!!! Besitos

    ResponderEliminar
  9. Muy buena idea!! El resultado es precioso!!! Besitos

    ResponderEliminar
  10. Fíjate qué casualidad, precismente ayer estuve organizando el joyero y se me ocurrió enganchar los pendientes en un lazo... Práctico, es, pero desde luego ni la mitad de cuqui que tu idea ;)

    ResponderEliminar
  11. Nunca se me hubiera ocurrido, pero es una idea de lo más práctica, sencilla y original! Todos los días se aprende algo, que verdad que es... Un beso!

    ResponderEliminar