alimenta al pequeño y original, no al grande y la copia



No suelo publicar este tipo de entradas, más reflexivas, en el blog. No por nada en concreto, simplemente creo que nunca se ha presentado la oportunidad o nunca he creído que tuviera algo que aportar como para obligaros a leer un buen tocho :P

Pero últimamente no paro de ver ejemplos del tema en cuestión. Y, el otro día, hablando con unas amigas, concluimos que en muchas ocasiones ocurre porque la gente no se ha parado a pensar en ello o no se da cuenta. Supongo que un post no va a hacer que nadie cambie de opinión, pero por si acaso... Allá va.

Internet es... Lo más. Todos estamos de acuerdo en que ha cambiado muchísimas cosas y muchísimas vidas. Cualquier persona puede mostrar su mundo, sus ideas, sus proyectos, sus creaciones o sus fotografías al resto del universo. Algo que antes, en el mundo analógico, era mucho más difícil. A los usuarios esto nos viene de perlas porque así tenemos acceso a creaciones fantásticas que alegran nuestra vista y nos enamoran. 

Seguro que si te digo "piensa en alguna marca que te guste que hayas conocido a través de Internet", y se te ocurren miles. Además, posiblemente con la crisis, mucha gente se ha atrevido a emprender online y podemos disfrutar de un montón de marcas y artistas que se esfuerzan por dar a conocer su trabajo y además por llegar a fin de mes. Seguro que también se te ocurre alguna persona que no es, ni de lejos una marca grande, y ahí está, abriéndose su hueco, peleando contra todo temporal, y aguantando. 

Se me ocurren miles de ejemplos de marcas más grandes y más pequeñas. Por ejemplo, Mr. Wonderful. Ahora parece que llevan ahí toda la vida, pero no. Empezaron online, casi como un hobbie, y han logrado crear todo un imperio. La primera vez que yo leí algo de esta marca fue en el blog de Macarena Gea, que sorteaba una de sus láminas personalizadas. Sí, Mr Wonderful hacía láminas personalizadas. Os estoy hablando de septiembre de 2011. He intentado encontrar la entrada en el blog de Macarena pero parece que la ha borrado. Pero como nada en Internet desaparece, en los archivos caché la he encontrado. Es esta. Esto os lo enseño para que veáis que, aunque ahora Mr. Wonderful parece enorme e intocable, empezaron de cero, y aunque, sí, tengan mucho éxito, detrás hay unos trabajadores que cada mes tienen que pagar su alquiler, su luz, su agua, su comida, etc.

Ya sabéis que a mí el estilo de Mr. Wonderful no me va mucho. Eso sí, admiro todo lo que han conseguido. Y cada vez que veo que alguien les copia, más o menos descaradamente, me da rabia como si yo fuese parte de la plantilla. Yo creo que prácticamente desde que empezaron con las frases positivas y los dibujitos, le salieron copiotas como setas. Vale, las frases positivas no las inventaron ellos (¡desde cuándo existen los filósofos!), pero ellos sí inventaron un estilo. Y hemos podido ver desde marcas pequeñas que les fusilan todo casi calcado, a grandes firmas que se "inspiran" descaradamente. 


Las tazas que os he puesto arriba NO son de Mr. Wonderful. Y no me ha costado encontrarlas. Con poner "taza mensaje positivo" en Google encontraréis hasta copias aún más descaradas. Una pertenece a una famosa cadena de perfumerías low cost muy "primorosa" (la vende a 1,99€), la otra a una marca de regalos baratos y cutrecillos con una vaca gigante en su puerta (3€). Las otras dos son de marcas pequeñas que copian descaradamente. Las venden a 9,95€ las dos. Y tienen unos 14.000 seguidores en redes sociales. Es decir, dos empresas posiblemente más grandes que Mr.Wonderful, y otras dos claramente más pequeñas.

Las tazas de esta forma de Mr. Wonderful cuestan 12,90€. Claro, con las dos primeras hay una diferencia de precio muy grande. Ya podéis imaginaros dónde están fabricadas. Con las otras dos, solo hay un par de euros de distancia. ¿Por qué comprar las de 9,95€ y no las originales? ¿De verdad 3€ te van a sacar de pobre, como para apoyar a una empresa que copia, que se aprovecha de las ideas ajenas y se pasa la propiedad intelectual por el forro? Si eres fan del estilo de Mr. Wonderful, ¿por qué no estirarse y gastar unos euros más y tener un producto original, de calidad, y a la vez apoyar una marca, un estilo, que te encanta, para que además la empresa se mantenga y siga creando esas cosas que tanto te gustan?

Entiendo que, por alguna razón, puede haber alguien en el planeta que no conozca Mr. Wonderful, vea esa taza y la parece lo más original y lo más positivo que han visto en su vida. Pero no es el caso. Por desgracia, hay mucha gente que, aun sabiendo que es copia, lo prefiere por ser más barato:

Si buscas "copia Mr wonderful" en Twitter hay mucha gente orgullosa de consumir productos falsos

¿Es Mr. Wonderful caro? Pues comparado con la taza de 1,99€, sin apreciar nada más... Sí. Pero Mr. Wonderful tiene que: pagar su local y sus almacenes, pagar a unos diseñadores (que serán buenos, porque tienen ideas que gustan), gastar tiempo y esfuerzo en crear un producto, en mantener unas redes sociales, en alimentar una imagen de marca, en dar con un fabricante bueno, en conseguir la taza bien de precio, a la que le tiene que aplicar el IVA, el porcentaje de ganancias, el margen para los distribuidores (sí, si en la tienda de tu barrio ves la taza al mismo precio que en la web de Mr. Wonderful, ahí está incluido el porcentaje que se va a llevar Paco el tendero, y eso es dinero que no gana la empresa que lo ha diseñado), etc. La perfumería low cost, solo ha tenido que encontrar la idea en Pinterest, decirle a becario que la fusile, y enviarlo a chinalandia para que lo fabriquen. ¿No creéis que la diferencia de precio es razonable?

Después de escribir este post leí que Mr. Wonderful factura 19 millones de euros al año. ¿Crees que se llega ahí copiando? No, se llega con esfuerzo, con ideas y con creatividad. Quizás podría haber cogido otro ejemplo de una empresa menos "grande", pero creo que sirve perfectamente para ver una marca original y todas las "parásito" que aparecen a su alrededor y ganan dinero con las ideas ajenas. 

Y no solo Mr. Wonderful. En el momento que aparece una marca puntera, diferente, original, pues aparecen copias como hongos. A ver a quién os recuerdan las imágenes que veis a continuación:


No, ninguna de esas imágenes son de Lucía Be. Son de otra marca (que no voy a mencionar), que fusila absolutamente todo: el estilo de sus viñetas, sus frases, ¡sus hashtags!, su forma de hablar, sus productos... Tiene bailarinas, broches, tazas con caras, sudaderas, pompones, lazos... Lo suyo da un poco de miedito. Y ahí está, con sus 5000 y pico seguidores en Instagram y vendiendo. ¿De verdad creéis que ninguna de sus seguidoras y compradores conoce a Lucía Be? ¡Ja!

Voy a darte un consejo, si quieres emprender, eres artesana o te apetece lanzar algún producto al mercado. ¡¡¡No copies!!! Si te gusta el estilo de alguna marca o artesana, lo más probable es que también le guste a cientos de personas. Vas a ser siempre la copia, no vas a destacar por ser original, y en algún momento te van a señalar por aquello que has hecho, lo vas a pasar mal, y tu marca terminará desapareciendo (¿de verdad esta gente cree que puede ir contra Mr. Wonderful o Lucía Be?). Mejor destaca por hacer algo original y diferente. No copies. Una cosa es inspirarte, y otra es calcar.

Y si ves que alguien de tu entorno copia, díselo. En privado, no hace falta avergonzar. Igual no se da cuenta de que lo que hace está mal. Dile que no copie, que es ilegal, que busque su estilo. Encima de todo no le dejes mensajes del tipo "jooo qué mono", y menos aún, le compres. No dejes que se escuden en afirmaciones del tipo "esto lo hace todo el mundo", o "no es exactamente igual". Pueden ser copias no tan evidentes como las aquí mostradas. Puede ser que alguien se dedique a hacer muñecos de... ranas, y de repente veas en tu entorno que dos personas empiecen a hacerlo. Mucha casualidad, ¿no? Estás alimentando al monstruo ;)


----------

Vamos a hablar de Inditex. La empresa de Amancio Ortega copia descaradamente todo lo que ve por Internet. Y cuando se destapa la liebre, le da exactamente igual porque sabe que no les pueden tocar. Es como si tuvieran la vía libre para copiar y hacer lo que les diera la gana. Hace no mucho, la diseñadora Tuesday Bassen mostraba en su Instagram las copias que había encontrado a sus productos en prendas de Inditex, y la respuesta que había recibido. Básicamente, que sus diseños "eran demasiado sencillos como para defenderlos y que una diseñadora de 90.000 seguidores no podía hacer nada contra una compañía tan grande".


Y no hace falta cruzar el charco y buscar una diseñadora estadounidense para cazar las copias. Muchos artistas españoles han sufrido este ataque hacia su obra. Depeapa o Lyona son algunas de las damnificadas. Y seguro que los casos de fotos robadas a bloggeras de moda también los recordaréis. 


¿Qué pasa? Que si Zara copia lo último de Balenciaga o Chanel y todas tan contentas porque podemos llevar ropa preciosa a la última pero en versión barata... ¡Pues claro, si copian a diseñadores molones y los podemos llevar también en la ropa, guay!

Ahora mismo, en las rebajas de Zara Home, podemos encontrar copias no a una, sino a dos artistas españolas:


El primero es una hucha de Zara Home. El segundo, un salero de Barruntando. Es como jugar a buscar las 7 diferencias. ¡Perderás seguro! ¡Está copiado hasta el último detalle! El original vale 15€. El de Zara Home, ahora en rebajas, 4,99€. Barruntando hace sus piezas a mano, e Inditex, ya sabemos en qué condiciones fabrica. Y claro, si dices algo, se escudarán en "¡es una hucha, es totalmente diferente!".


El primero, un peluche de Zara Home. Los otros son dos peluches de Lelelerele. De acuerdo, no son exactamente iguales, pero yo la inspiración la veo bastante clara. El primero vale 19,99€, de fabricación ya sabéis. Los segundos valen unos 60€, están 100% hechos a mano y con materiales de calidad.

¿Cuál es el problema? Que seguro que habrá mucha gente que sigue el trabajo de Barruntando o Lelelerele, pero le duele pagar porque no aprecia el trabajo que conlleva hacer a mano cada uno de esos productos. Pero cuando lo vea en Zara Home, dirá: ¡pues por 5€ mira qué hucha más mona!

Que lo sé, lo hecho a mano no es barato. Para mí son piezas especiales, que reservo para cuando quiero darme un súper capricho, o que pido cuando me tienen que hacer un regalo. Son productos únicos, con los que además apoyas el pequeño comercio. Porque, sí, Barruntando y Lelelerele también tienen que pagar sus cuotas de autónomos, sus alquileres, sus facturas, etc. Y además no alimentas todo lo que hay detrás de grandes marcas como Inditex.

Entiendo que no todo el mundo tiene dinero como para pagar estos productos. Pero si no lo tienes, al menos, no alimentes a la copia. No alimentes al grande. Si no puedes tener el original, pues no tengas ninguno. Creo que podrás sobrevivir sin una hucha con forma de fantasma. O sin una taza con mensaje positivo para el café mañanero. A mí también me encantaría tener un bolso de Charlotte Olympia, pero ni de lejos me lo puedo permitir (a día de hoy al menos). Lo que no hago es entrar en Aliexpress y comprarme una copia (lo de Aliexpress daría para post aparte). Me quedo con las ganas y punto.

Nadie puede luchar contra las copias de Inditex (y otras grandes empresas, ninguna se libra), pero sí podemos NO comprar. Puedes pensar que tu gesto no ayudará, pero si todos nos concienciamos en no comprar esos productos, a lo mejor ellos empiezan a concienciarse también. No te voy a decir que no adquieras nada de Inditex (yo llevo desde el verano sin pisar una de sus tiendas, pero sé que es prácticamente imposible huir del imperio), pero al menos no alimentes las copias. Es posible que compres algo que no sepas que es copia, pero si eres consciente de que lo es... ¡No caigas, por muy barata que sea!

----------

Aprovecho este post para hablar de una cosa que puede parecer diferente pero está muy relacionada. Las imágenes en Internet. A todos nos gusta compartir en nuestro muro de Facebook imágenes divertidas o con mensaje con las que nos sentimos identificados. Y hay ilustradores que, con su generosidad, suben a diario su trabajo, a la vista de todos, de forma gratuita. Si te gusta su obra, y quieres compartirla, ¿qué menos que citarlos o reconocer su autoría?

Parece una obviedad, pero no lo es. Estoy harta de ver gente cuya obra es difundida y modificada por páginas que ganan dinero a base de compartir el trabajo de los demás. Estoy hablando de páginas de Facebook tipo Cabronazi, que, sí, se están forrando con vuestros likes y vuestros "Compartir foto". Se dedican a buscar a gente creativa que sube gratuitamente su trabajo, a robárselo y a subirlos ellos. Por favor, te pido que veas este vídeo. Está en tus manos dejar de seguir páginas como esa. Es de PACO, la Plataforma de Autores de Contenidos Originales, que se dedica a defender los derechos de todos esos artistas generosos, y a luchar contra páginas "vampiro" que se aprovechan de los demás. 


Adoro a Ana Belén Rivero. Su trabajo es tan bueno que, por desgracia, ha sido copiado y modificado miles de veces. Hace tiempo subió esta imagen que explica todo el tema a la perfección:
Hace unos meses, una de esas miles de páginas dedicadas a robar contenido ajeno llamada "Mi manual del bebé", cogió una viñeta de Esther Gili, le cambió los textos, le puso su firma y su url, y la subió como "autor desconocido". Esa imagen fue compartida 2.700 veces (es una página que tiene más de un millón de seguidores). Con ese feedback luego ganan dinero. ¿O creéis que lo hacen por desamor al arte? Claro que no ;) Si la sigues, por favor, ¡deja de hacerlo!

En la imagen se muestra la viñeta original, que subió Esther a su Facebook. Podéis verlo aquí

Como ese ejemplo, cada día aparecen miles. Si te gustan las imágenes divertidas, bonitas, ñoñas, filosóficas, o lo que sea, en Facebook, busca autores originales que las suban, y compártelas, difunde su trabajo para que se hagan mundialmente conocidos. Pero no alimentes páginas "vampiro". 

Y ya me callo, que menudo post. Hago resumen:

- Si admiras el estilo / trabajo / creatividad de alguien, compra sus productos. O no lo compres, pero apoya su labor, por ejemplo, en redes sociales. 
- No compres copias. A ti no te gustaría que existieran, y menos, que tus seguidores las compraran, si fueses artista. Y lo único que hacen es alimentar algo que no es legal. 
- A nadie le sobra el dinero, pero es mejor tener una cosa original que cinco copias. Ahorra y date el capricho
- Respeta la autoría de los artistas que crean algo y lo comparten gratuitamente. 
- No sigas a páginas en Facebook del "Me gusta" fácil. Preocúpate por seguir a autores y artistas originales. 
- Está en nuestras manos ayudar a los pequeños diseñadores, a los emprendedores a las tiendas locales. Es como ayudar a tu prima, a tu hermano o a tu mejor amiga. Son gente como tú y como yo, que luchan por salir adelante, por comer, por pagar sus facturas. 

Espero que este tocho haya servido de algo, y por lo menos a una persona la abra los ojos.

¡Feliz día!

No te pierdas...

54 comentarios

  1. Inserte aplausos aquí. Sobre todo me quedo con la parte en la que pensamos que hay gente que lo hace porque no sabe que está mal, o no se lo ha planteado. Y quizás lea esto, reflexione, y diga, pues no compro esa hucha de Zara Home, porque es barata sí, pero ha fusilado la creatividad, el amor, la ilusión y el esfuerzo de una persona.
    Me quedo también con lo de "siempre serás una copia"... y añado BARATA. Lo de la chica de Lucía Be es digno de estudio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la chica de Lucía Be es de psiquiátrico, directamente

      Eliminar
  2. Amén, hermana!!
    (No compréis en Inditex, se puede)

    ResponderEliminar
  3. Una gran entrada y muy necesaria. Ojalá llegue a todos los que tenga que llegar.

    ResponderEliminar
  4. Pues me alegra leer entradas cómo esta!!!!!
    Conocía tu opinión por Snapchat, pero me alegra que lo cuentes también por aquí.
    Yo seré víctima de las grandes, por desconocimiento.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado! Y tienes toda la razón del mundo, casi todos los casos ya los conocía, pero el de las caras de las bloggeras no lo había visto aún y me parece ya demasiado!

    ResponderEliminar
  6. Estoy tan deacuerdo con todo lo que has dicho en tu post... es un tema que me indigna muchísimo. Y aunque el caso de mis conejitos no es el más evidente (he flipado muchísimo con el de Lucia b) me duele mucho cuando veo productos cláramente inspirados en mi trabajo.

    Gracias por este post tan necesario!

    ResponderEliminar
  7. Este post, es el bien absoluto. Y estoy segura que el mundo será un poquito mejor gracias a ti.

    ResponderEliminar
  8. ¡Bravo! esto de la copia es mezquino a más no poder.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muy buen post, y totalmente de acuerdo!!! Aplausos!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo me alegro de que lo hayas escrito, así de bien dicho, con todos los detalles y con ejemplos reales. Hay una total falta de respeto en internet y hay que empezar educándonos a nosotros mismos a respetar y a comprar respetando.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  11. Muy necesario! La gente no se da cuenta del trabajo que hay detras, las horas sin dormir pensando en una idea y esbozarla hasta decir ya no puedo mas.... No es lo mismo, pero si trabajas en una oficina y se echan el merito de tu trabajo, o un compi te roba las propinas de una mesa que has atendido, o alguien copia tu trabajo intelectual es lo mismo... Pero como no les pasa a ellos no lo quieren ver.

    ResponderEliminar
  12. Me parece genial que hayas escrito este post, puede que haya mucha gente que lo hace sin conocimiento de que es una copia, pero otra mucha gente sabe muy bien que lo que compra es una copia.
    Ya me parece mal que un pequeño copie a otro pequeño, pero que una gran marca copie a pequeños, pues me parece vergonzoso, si les gusta algo y lo quieren usar, lo menos que podían hacer es pagar al autor original.
    Estoy contigo en lo que dices de que si no puedes permitirte algo original porque es caro, no te lo compres. Durante años he suspirado por la ropa y los bolsos de la marca Desigual, pero no me puedo permitir pagar 100 € por un abrigo, asi que me conformo con una camiseta o un bolso en las rebajas, no por ello me voy directa al mercadillo o a otras firmas que hacen copias.
    Gracias por hablar tan claro!

    ResponderEliminar
  13. Ole ole y ole!! Yo tengo un post pendiente sobre las miles de marcas-copia que me escriben para que venda sus "originales" productos en la tienda!! Es un despropósito...

    ResponderEliminar
  14. Te puedes creer que en Buenos Aires, si en la mismísima Argentina he visto cojines de Mr. Wonderful y alguna que otra taza (si encuento la foto te la hago llegar) y hoy mismo en el chino de mi barrio he visto tazas "inspiración" Mw. Wonderful...

    ResponderEliminar
  15. ¡Me encanta este post, lamentablemente es muy necesario!

    ResponderEliminar
  16. Este tirón de orejas viene muy bien. Todos tenemos que contribuir para hacer un mercado más justo, valorando el trabajo de los demás y comprando menos cosas pero más auténticas. 👏👏👏

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho el post, y estoy totalmente de acuerdo. Creo que la causa de esto viene de la cultura de "low cost" en la que vivimos, donde parece que importa más comprar algo barato a que sea bonito y de calidad. Todos podemos poner algo de nuestra parte para cambiar esto.

    ResponderEliminar
  18. Solo una cosa... Ole! Todos los puntos sobre las íes :)

    ResponderEliminar
  19. Estoy bastante de acuerdo con lo que comentas pero la verdad es que en alguna ocasion he caido en estas "inspiraciones" motivado por la diferencia de precio e incluso porque me gustaban más que los originales. Ahora bien, algo importante, MUY importante a mi parecer, sobre todo cuando hablas de mr. wonderful, es que me repatea, esta muy bien que vendan sus diseños pero ultimamente muuuchos de sus productos no son más que cosas monas que ellos encuentran por internet y deciden revender, y claro te lo vende mr wonderful que ahora es super famoso y pam 3 veces más caro que comprado en la pagina de la que ellos lo han sacado. Pues tampoco me parece que quieres que te diga. Concretamente a Mr. Wonderful le tengo mucha tirria. Con lo de Lucia B sinceramente alucino y lo siento por ella, espero que le pongan freno a la imitadora, aunque por Aliexp** ya se ven muchos productos suyos, estos chinos....

    ResponderEliminar
  20. Ole, ole y ole¡ Un post buenísimo que hace reflexionar.

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado este post, cuánta razón llevas. Y me ha alucinado el caso de Lucía be, es un calco!! Pero como se puede ser tan descarado y no tener ni un mínimo de vergüenza y decencia!! Vaya mundo en el que vivimos!

    Justo hace unos días una amiga a la que le estaba contando que he decido dejar mi trabajo para emprender y demás, me decía que hay marcas artesanas muy caras, como por ejemplo Lelelerele, que no veía normal que por un peluche cobrar 60 euros. Y claro, yo le di unos cuantos argumentos de los que tú comentas de por qué es un precio más que justificado (mano de obra, calidad de los materiales, iva, cuota autónomos, y un largo etcétera).

    Aún así, hay mucha gente ajena al mundo crafter que nunca lo va a ver como lo vemos los que nos movemos en este mundo, es una lástima, pero el trabajo artesanal está MUY MAL valorado, sobre todo en España.

    Sólo nos queda seguir a lo nuestro y luchando con este tipo de injusticias.. Gracias por el post, espero que le haya llegado a mucha gente y hayan abierto los ojos.

    ResponderEliminar
  22. Loca me he quedado con el caso de Lucía B. El resto más o menos lo conocía. A mí desde luego me has tocado. Un post fabuloso y tristemente necesario.

    ResponderEliminar
  23. No tengo para palabras para expresar, todavía estoy flipando....

    ResponderEliminar
  24. Pues a lo mejor no es el post más leído pero considero que cuando se tiene un blog también se puede hacer un trabajo de concienciación. Muchas marcas te lo agradecerán.

    ResponderEliminar
  25. Ole por el post! Nadie se molesta en preguntarse por que todas esas marcas tiene tanto éxito, ni se plantean el tiempo, esfuerzo y dedicación que hay detrás. El gran error es creer que copiando se conseguirá el mismo éxito. Como chica Be me indigna el segundo ejemplo que has puesto del cual tampoco mencionare su nombre. Por suerte la copia nunca superara al original.
    Te felicito por este post y por el resto del contenido de tu blog!

    ResponderEliminar
  26. ¡Ole por tu post! Me ha hecho pensar más sobre este tema, que ya llevava tiempo dandole vueltas (pero más por el tema de empresas que ropa ecológica, que los precios sean más caros debido a su producción etc.) y me sabe muy mal pensar que yo alguna vez he caído en estas "faltas de respeto" al comprar algo "clonado a" o "parecido a" por no poder permitirme el original. Has puesto ejemplos muy claros (¡no conocía los inicios de Mr. Wonderful! ¡Pensava que ya era una gran empresa de por si!) y el hecho de que Inditex copiara los pins a esa artista (cuando salto este asunto, ahí empece a mirar mal esta empresa)
    El tema de las imagenes "robadas" y modificadas, creo que es más importante aun, ya que comprando una copia, siempre puede haber la ignorancia de no saber que es una copia de algo, pero cuando la gente usa una imagen, pocos se paran a pensar que "esa foto tan bonita de una flor que he encontrado la voy a poner para el header de mi blog" la ha hecho alguien, hay quien no lo mira y deja la firma, pero peor es la mala leche de sacar todos los creditos y darse a autoria.
    En fin, muchas gracias por este post, ya lo he compartido en alguna de mis redes, ¡espero poder conscienciar a alguien!

    ResponderEliminar
  27. Bravísimo! Porque una cosa es coincidir en una idea o seguir una tendencia... que puede pasar... pero hay cosas que claman al cielo y ya cuando se lucran con las ideas de otros GRRRR ¬¬

    Yo desde lo de los marineros no he comprado nunca más nada en I*****x ¬¬

    ResponderEliminar
  28. Lo comparto por completo, pero ¿qué pasa cuando alguien copia a un grande? Por ejemplo, a mí lo de los 'fauxdori' me parece de una desvergüenza infinita.

    ResponderEliminar
  29. En el mundo scrapero también pasa mucho, por ejemplo los diseños de sellos de silicona de Lora Bailaora se pueden encontrar en muchos bazares chinos...

    ResponderEliminar
  30. Totalmente de acuerdo!, hay que consumir con cabeza y respetando mucho el trabajo ajeno!

    ResponderEliminar
  31. Me ha gustado mucho tu post, es necesario.

    ResponderEliminar
  32. Si señora, gracias por este post! Es indignante la poca vergüenza que tienen algunxs a la hora de copiar algo y apropiarselo. Tengo un post en borradores para explicar algunos casos con productos míos...

    ResponderEliminar
  33. Cimparto todo Carmen. Hace tiempo que pienso en nuestro poder como consumidores, ya no sólo que comprando en sitios pequeños ayudamos al vecino, si no que si evitamos los sitios grandes a lo mejor tienen que cerrar los telares en los que hay niños cosiendo lentejuelas. Y de todas maneras, el "no saber" no exime de nada, es como vivir con una mano en los ojos y el cerebro vacío para no pensar en las consecuencias...comparto!

    ResponderEliminar
  34. Carmen nadie lo hubiera dicho mejor, toda la razón, yo hace tiempo que "intento" eliminar 100% grandes compañías de mis compras, las vampiro no las he utilizado nunca conscientemente, así que ¡Bravo por tu post!

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  35. Totalmente de acuerdo con todo lo dicho! He flipado con lo de lucia be!!! Es obsesión lo que tiene la otra!!

    ResponderEliminar
  36. El problema es mucho más complejo. Si una madre quiere un peluche Lerele etc.. (vaya nombre) y no se lo puede permitir, para su peque, difícil que se resista al de Zara Home. Los artesanos debieran ser conscientes de que el mundo en el que vivimos es una perpetua tentación para una persona normal. No hablo de malevolencia, nadie quiere explotar al creador, nadie quiere explotar al trabajador final allá en Bangladesh... por más que ése sea el resultado. Es muy difícil sentar estos principios salvo que se alimenten desde la infancia. Solo la educación y las futuras generaciones así educadas podrán cambiar las cosas, si es que se trabajara intensamente en esa dirección, que no estoy segura se haga. Los primeros que no lo hacen son esos creadores. ¿Están acaso ellos organizados como Asociación para trabajar conjuntamente cara a los medios de comunicación, y cara a la enseñanza, impartiendo, por ejemplo, charlas en colegios e institutos, realizando acciones gratuitas de difusión en Ferias y Mercados Pop Up..., etc, etc? El creador no es culpable de la copia, pero quejarse no sirve de nada y nada va a cambiar una queja.

    Por otro lado, ¿por qué no intentar tener dos líneas de productos, una más tal cual ellos la piensan.... y otra en la que aunando toda la belleza y calidad posible se busque el precio... abaratando lo más posible?

    En fin, creo que es un problema sin solución, el hecho de copiar existe desde Adán y Eva, lamentablemente. Ahora más porque todo es más público y global. Sin embargo, siempre podremos cambiar algo si cambiamos las acciones.... porque si hasta ahora con lo hecho no hay resultados, es que lo hecho está mal hecho.

    Gracias por tu aportación y reflexión, un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Excelente post, hoy en dìa parece que la creatividad propia, se ha ido de paseo y se prefiere calcar que dibujar.

    ResponderEliminar
  38. Ay, bonita, ¡estoy tan de acuerdo contigo!

    Creo que concienciarse de este tipo de cosas llega con la edad (no lo digo por ti, que conste, jaja). Yo hace ya tiempo (no sé cuánto concretamente) decidí que Inditex y yo ya no somos amigos (en todo lo posible) por muchas razones: las copias, las condiciones de sus trabajadores, lo inmoral que me resulta el capitalismo salvaje y don Amancio, tributando en vete a saber dónde desde tiempos inmemoriales y héroe español...

    En fin, que estoy de acuerdo con todos y cada uno de los puntos que expones. ¡Bravo!

    ResponderEliminar
  39. Ayer mismo apareció una copia descarada de Charuca por parte de una empresa de cuadernos y regalos italiana mucho más grande. Yo cada vez flipo más con el descaro de la gente.

    Y sobre el precio, que alguien comenta si tener una versión más cara y otra más asequible: si eres artesano, NO SE PUEDE. Hacer muñecos como los de Lelerelele que cuesten 30€ (ya no hablo de los 15 o 20 de un zara home) no es viable; no podemos comprar los materiales en cantidades industriales, ni rebajar la calidad de los mismos, ni tenemos los beneficios fiscales de las grandes empresas. No estamos hablando de un vestido de Prada que Inditex fusila porque así la moda es "accesible" a cualquier bolsillo y que se fabrica todo allende los mares. Hablamos de pequeños creadores que ponemos mucha ilusión en todo lo que hacemos, nos estrujamos el coco para hacer nuevos diseños, y que muchas veces lo elaboramos todo de principio a fin en nuestro pequeño taller, en nuestra casa, o con producciones locales muy pequeñas. Que no lo puedas pagar para mí no justifica que no se respete el trabajo de los pequeños; comprando las copias malas y baratas lo único que se consigue es que las empresas grandes sigan copiando y obteniendo beneficios a costa de la creatividad y el trabajo de los demás.

    Yo si me copian busco soluciones, por lo general no me quejo en las redes sociales salvo que esté hasta los mismísimos y la otra parte no me haga ni caso cuando reclamo mis derechos. Y busco innovar en mis productos porque al final el que crea siempre irá por delante de los que copian. Pero eso no quita que defendamos lo que es nuestro.

    Igual me he pasado de dura, pero es que este tema me tiene ya bastante harta y me pone triste.

    ResponderEliminar
  40. Hola. Leí tu post hace unos días y me sentí frustrada de ver tanto caradura por ahí. Hoy me decido a escribirte porque ayer mismo pasé por el escaparate de una tienda de mi pueblo en el que solían tener prácticamente toda la gama de productos de Mr. Wonderful y en la que suelo pararme cada vez que paso porque con tan solo mirar ya me alegra el día. Ayer no me alegró ver lo que vi: la mitad del escaparate la ocupaba Mr. Wonderful y la otra mitad una marca claramente de inspiración suya (pero "más económica "). Al instante recordé este post y todavía me sorprendo de la desfachatez del propietario de la tienda a la hora de plantar el escaparate. Me imagino a los clientes fascinados por X producto de la marca originaria que acaban comprando la copia porque total... "Lo mismo" pero por menos dinero. Yo no me puedo permitir una vajilla compuesta por todas las tazas de la marca (ya me gustaría) pero, como decía, solo de ver sus diseños a través de un cristal me quedaba contenta. Me da pena que estas cosas pasen pero es que me cabrea enormemente que haya gente que se adueñe del currazo de las marcas pequeñas y no tengan ni el más mínimo remordimiento por ello. Qué rabia! Pero bueno... Con el pequeño grano de arena de cada uno de los que pensamos como tú podremos preservar la esencia de esas marcas que tienen que lidiar con sinvergüenzas de este calibre.

    ResponderEliminar
  41. Estupendo post!����
    Lo compartimos en nuestra página!Sabemos lo que es empezar desde 0 y tener que luchar con grandes plataformas que sobreviven a base de copiar!
    Eres increíble!Sigue así!
    Millones de besos

    ResponderEliminar
  42. olé tu! el mejor post que he leído.
    Ayer en instagram copiaron a charuca, y encima le dicen que no se parece la copia al original.
    ¡Pues menos mal!

    ResponderEliminar
  43. Toda la razón !!! Deberíamos acabar con el plagio los consumidores rechazando el producto que no es el original, pero luego no te tramos en la cutrez de la gente que por ahorrarse unos euros no respeta el talento del diseñador y del que los copiones carecen sino hubiesen hecho ellos otro producto en vez de copiar uno

    ResponderEliminar
  44. Bravo! un post fantastico! gracias por decirlo tan alto y claro. La copia d Lucía Be me ha dejao muerta, eso raya la enfermedad... y el resto mas d lo mismo, vergonzoso!
    Solo discrepo en un punto, las chicas a las q ha copiado Zara el fantasma, a su vez son un plagio de la artista ceramica https://www.facebook.com/clayoperaceramics/ q tenia tienda en Etsy desde el 2009 y misteriosamente ya no esta... una pena

    ResponderEliminar
  45. Madre mía, ¡no tenía ni idea de toda esta cantidad de piratería!

    Me ha encantado el Post Carmen. Felicidades por él y por el mensaje que compartes, que es tan importante.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  46. Hola, soy Ana de Barruntando Cerámica, acabamos de descubrir tu post y hemos descubierto algo que no sabíamos ¡Inditex nos copia! Y no hay nada que podamos hacer, somos plenamente conscientes de ello; aunque la copia sea idéntica solo por el hecho de que nuestro fantasma es un salero y el suyo una hucha ya es suficiente para que sean piezas "distintas".

    Os podríamos contar muchas historias sobre este tema, algunas muy surrealistas, como la ceramista que nos dijo que iba a copiar lo que le diera la gana de nuestra cerámica... y lo ha hecho, y lo sigue haciendo, para después acusarnos a nosotras de copiarla o.0; hasta la ceramista que nos dijo que no podíamos hacer cuencos laneros porque los había inventando ella.

    Al final toca tomárselo con filosofía porque hoy mismo la producción artesana está totalmente desprotegida.

    Muchísimas gracias por post como este que permiten dar visibilidad a estas cosas

    Saludos

    Ana
    Barruntando Cerámica Team

    ResponderEliminar
  47. Excelente e interesante reflexion!! Apoyo 100% desde Asunción, Paraguay
    Saludos

    ResponderEliminar
  48. BRAVO!! Verdades como puños!! Lo de Lucía Be no lo sabía y he flipado... :( A mi personalmente me ha pasado con páginas que tienen miles y miles de seguidores. Foto bonita + texto de esta pringada sin citar a fuente, que total, para qué... Y como por arte de magia, miles de likes y veces compartidas. Es vergonzoso, no sé cómo puede existir gente así.

    ResponderEliminar