mis últimas lecturas


Como hago siempre que se me acumulan unos cuantos libros, hoy os voy a hablar de mis últimas lecturas. En este caso se han juntado algunas de finales de 2016 y las primeras de este año. Y, efectivamente, algunas cumplían con el retoliluleo del pasado año, y ya he comenzado con el nuevo. ¡Vamos a ello!


La Casa Torcida, de Agatha Christie, la cogí prestada de la casa del pueblo de mis suegros. Hacía muchos años que no leía a Agatha y me apeteció mucho al momento. Además tenía que coger uno prestado para el reto. Me gustó, este tipo de novelas siempre me sienta bien leerlas. Y como veis en la esquina del libro, Trasto también quiso leérselo a su manera, imitando a Firmin


Planilandia, de Edwin A. Abbott, lo eligió Gemma por mí. Es un libro raro de narices pero interesante. He de decir que yo soy de letras puras y en algunas ocasiones me parecía soporífero, porque es muy matemático, pero que, aun así, merece la pena leerlo. 


Me estoy releyendo los libros de Harry Potter gracias a estas ediciones ilustradas. Por ahora han sacado uno por año, supongo que mantendrán ese ritmo. En 2016 cayó Harry Potter y la cámara secreta. Desde luego no son los libros más cómodos para leer en la cama, pero mola mucho volver a sumergirme en la historia, y, además, disfrutar de las ilustraciones, que suelen ser guays. Aunque, yo lo digo siempre, espero poderme leer algún día unos libros de Harry ilustrados por Esther Gili.  


Después le hinqué el diente a Suave es la noche, de F. Scott Fitzgerald. Ya veis en la foto que es un buen tocho, al que, para mi gusto, le sobran la mitad de las páginas. No puedo decir que no me haya gustado, pero se me hizo muy pesado. Quizás no lo leí en el mejor momento. 


Después llegó el turno de otro ilustrado, Charlie y la fábrica de chocolate de Roald Dahl, ilustrado por Júlia Sardà. Se trata de una edición que lanzó el Círculo de Lectores y que creo que ya no está a la venta. Yo nunca me había leído esta historia, aunque me la sabía de memoria gracias a las películas. Pero leer siempre es un placer, y más si se alegra la vista con las ilustraciones. Aunque debo decir que creo que le podían haber sacado más partido. Pero aun así, es una edición muy bonita. 

Y anoche mismamente terminé La conjura de los necios, de John Kennedy Toole. Lo leí en Kindle y por eso no tengo foto. Un libro divertido, extravagante, inteligente, surrealista, que he disfrutado mucho y que recomiendo a todo aquel que aún no lo haya leído. Le tenía muchas ganas desde hace tiempo, y, al ver que estaba en la lista de libros mencionados por Rory Gilmore, me tiré a él de cabeza. ¡Ya he inaugurado mi lista del retoliluleo 2017!

¡Y eso es todo por hoy!

¿Cuáles han sido tus últimas lecturas?

No te pierdas...

7 comentarios

  1. me encanta la conjura de los necios. la he leído mil veces y la leería otras mil. ánimo con el retoliluleo2017

    ResponderEliminar
  2. Genial!!! Me ha encantado. Y apunto varios a mi lista de pendientes!. Un abrazo y feliz jueves!!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha dado de todo cuando he visto la edición del de Agatha #ylosabes

    ResponderEliminar
  4. Adoro cuando haces entradas libreras! A mi Suave es la noche me pareció muy pero que muy meh!

    ResponderEliminar
  5. Harry Potter ilustrado, buen plan de lectura!
    Su, Trendy Pastel.

    ResponderEliminar
  6. Agatha Christie nunca falla. Ideales las versiones ilustradas de Harry Potter y Charlie..., imprescindibles novelas infantil y juvenil. A ver si me decido por La conjura de los necios. Planilandia creo que ni la apunto y de Fitzgerald prefiero el encanto de El gran Gatsby a esta otra, más intensa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Carmen, he flipado. Yo me estoy leyendo un clásico de Agatha Christie (Diez negritos), hasta ahí normal pero ¡lo he cogido prestado de la casa del pueblo de mis suegros! :-D Me ha hecho mucha gracia la coincidencia.

    Besos, Ele

    ResponderEliminar