inspiración: paredes bicolor


Hoy nos inspiramos con una tendencia que he visto últimamente paseando por Pinterest: las paredes bicolor, es decir, pintadas en dos tonalidades. Una buena opción para añadir color sin arriesgar demasiado y alegrar cualquier pared. 

Para mí no es ninguna novedad. En casa de mis padres, desde hace un montón de años, las paredes de las escaleras están pintadas a dos colores, imitando a un friso. Y es una idea genial porque, al ser la parte de abajo más oscura, los roces y golpes se notarán menos. Eso sí, si quieres que se aleje de esa imagen de friso, tendrás que cambiar la altura de la pintura. Es decir, o haces el cambio más alto, o más bajo. 

También es muy práctico cuando queremos añadir un toque de color en una habitación pero no nos atrevemos con la pared entera. Como veréis, en prácticamente todos los ejemplos se combina blanco con otro tono. Incluso hay quien arriesga y extiende la pintura a otros elementos, como la puerta, cuadros o escaleras decorativas.


Haz click en cada foto para acceder a la fuente

Como siempre, he creado una carpeta en Pinterest con muchísima más inspiración, por si necesitas más :) ¡Y con ideas más arriesgadas y molonas! 

Es un efecto que me encanta y que estoy pensando en incluir en alguna estancia de mi casa. Todavía estoy dándole vueltas... Pero seguiremos informando :P

Y a ti, ¿qué te parece? 

No te pierdas...

1 comentarios

  1. Es una buena forma de pintar la pared si tienes techos altos y buena luz natural.
    BEsitos!

    ResponderEliminar