mis favoritos de Lush


Hoy vamos a hablar de una de mis marcas de cabecera a la hora de comprar cosmética: Lush. Y, aprovechando un pedido que me llegó esta semana, os voy a enseñar mis productos favoritos.

No suelo hablar de cosmética en el blog, pero es algo que me interesa mucho. Me encanta probar productos nuevos, conocer mi piel, informarme... Y si la marca puede presumir de tener una ética y unos valores intachables, ¡mejor que mejor! Me he animado a hablar de mis productos favoritos de Lush porque, por alguna razón, últimamente la gente siempre me pregunta por éstos y me hace consultas cuando va a comprar en esta tienda. ¡Así que a lo mejor es útil para alguien!

Por si no conoces Lush, te pongo en antecedentes: se trata de una marca inglesa de cosmética muy concienciada con el medio ambiente. El respecto hacia los animales es su bandera. No testan sus productos en animales, y tampoco utilizan ingredientes que lo hayan podido hacer. Además, muchísimos de sus productos son veganos. También apuestan por la sostenibilidad. Eliminar el envase de muchos de sus productos (como los famosos champús sólidos), el uso de materiales reciclados para los que sí lo llevan, que te regalen una mascarilla si les llevas envases vacíos... Un montón de gestos que enamoran.

Pero eso no tendría tanto valor si luego sus productos no mereciesen la pena. Pero sí lo hacen. ¡A mí me encantan! Debes tener en cuenta que están realizados con ingredientes naturales, por lo que es normal encontrarte trozos de plantas, de algas, de sal, o muchas otras texturas. Si eres delicada con esto, a lo mejor no es una marca para ti ;)

Yo descubrí esta marca a fondo hace ya cinco años. Cuando estudiaba en Madrid, para mí esta tienda era "la que huele bien de Fuencarral", pero nunca había entrado, porque desde fuera daba la sensación de que era solo de jabones. Pero fue en el planlilu, cuando fuimos a un taller de mascarilla y pude empaparme del espíritu de Lush. Desde entonces se ha convertido en una de mis marcas de cabecera a la hora de comprar productos de cosmética. 


Tienen varias tiendas físicas por España, aunque de Despeñaperros para abajo nos quieren muy poquito. En Andalucía solo hay una, así que yo, físicamente, solo compro cuando voy a Madrid. Pero por suerte tienen tienda online. Aunque la experiencia de ir a la tienda, olerlo y probarlo todo y dejarte asesorar es insuperable. 

Y no, por si lo vais a decir, no son productos baratos. Pero sí son asequibles. Además, como veréis en las descripciones, algunos cunden un montón. Y qué queréis que os diga, si yo me lo puedo permitir, y además puedo poner mi granito de arena en unos valores tan sólidos como los de esta marca, creo que es mi responsabilidad hacerlo. 

Y ya no me enrrollo más y os hablo de ellos. Como decía, esta semana hice un pedido para reponer algunos de mis favoritos y por eso están casi todos sin usar. No vayas a pensar que este es un post patrocinado ;)

Como siempre en cosmética, muchas de mis recomendaciones no te servirán, dependerá de tu piel. La mía es grasa, pero con pocos granitos, y también sensible, con tendencia a las rojeces. Por supuesto, es una piel joven, a mis 27 años las arrugas no son una preocupación ;)


Las mascarillas frescas son uno de sus productos más famosos. Tan frescas, tan frescas, que tienes que mantenerlas en el frigorífico y gastarlas prontito. He probado casi todas, y las que no me pueden faltar son estas dos.

Cosmetic Warrior es una maravilla para limpiar la piel en profundidad y atacar los granitos, a la vez que calma y refresca la piel. Para mí es casi milagrosa. Eso sí, tiene ajo y, por tanto, un olor muy fuerte. Hay a quien le resulta insoportable. Yo soy capaz de soportarlo, pero cada persona es un mundo ;)

Con Cupcake no tendrás ese problema de olor porque ¡querrás comértela! Por su nombre y su aspecto, deducirás que el olor de chocolate es embriagador. También recomendada para pieles grasas, limpia en profundidad y ayuda a eliminar las impurezas.


Otra mascarilla imprescindible para mí es la Cup o'coffee. Es también exfoliante, y un auténtico chute de energía para mi piel. Esos días que me levanto con esa sensación de cansancio en la cara, la utilizo y ¡despierto! 


Como limpiadores, tengo dos imprescindibles:

Dark angels es un producto de lo más curioso. Una especie de carbón negro, del cual debes coger un pellizco, echarle unas gotas de agua y hacer una pasta que luego utilizarás para limpiar tu rostro. Es negro y muy pringoso, además de que no es igual de rápido que pasarse un algodón impregnado: requiere su tiempo y mancha. Si no te gusta disfrutar del momento rutina facial, no es para ti. Pero a mí me encanta, y lo uso prácticamente a diario como segundo paso de mi doble limpieza nocturna. 

El jabón Coalface, en cambio, lo utilizo por las mañanas. Lo venden en cuñas, y es una barbaridad lo que dura. Lo compré porque pensaba que se me había perdido en la mudanza, pero luego lo encontré... Y el que tenía lo llevo usando desde Navidad a diario y todavía está a más de la mitad. Vamos, que tengo ahora jabón para rato :P Si buscas un limpiador efectivo para pieles grasas y el dinero es un problema para ti, este cunde que da gusto. 


No puedo vivir sin el Tea Tree Water. Lo uso como parte de mi rutina y sirve para limpiar y refrescar. Cuando llega el calor lo guardo en la nevera y lo uso cuando tengo ganas de refrescarme un poco. ¡Es una maravilla! (Sí, Lush va a hacer que al final me ponga una mininevera en el baño, jajaja)


Los exfoliantes de labios son un vicio. Estamos de acuerdo en que es un producto fácil de hacer de forma casera. Pero éstos huelen y saben tan bien... ¡Y cunden tanto! Mi favoritísimo es el Sugar Plum Fairy, pero lo lanzaron en edición limitada en Navidad y ahora mismo no lo tienen. El Popcorn también es una pasada, ¡sabe totalmente a palomitas! Y como podéis ver en la foto, el bote está un poco perjudicado porque Trasto también quiso probarlo :P


¿Y qué decir de las bombas de baño? No he visto ningunas que se disuelvan y creen esa magia en el agua como lo hacen las de Lush. Para mí es un momento único, de relajación total, y que desde que lo descubrí es un imprescindible (con deciros que más de una vez me he quedado dormida en la bañera...). Por ahora solo he probado algunas, pero son todas una maravilla. En estas fotos que subí a Instagram puedes ver la Intergalactic en acción. 


Hay otros productos que me encantan y que no aparecen por aquí. Por ejemplo, los champús: solía usar los sólidos, pero últimamente he probado el Daddy-O y es una gozada. O el acondicionador American Dream, que huele que alimenta. O la mascarilla Don't look at me, que limpia un montón y tiene un color azul pitufo que atrapa. O el Ultrabalm, que sirve para todo. O la hidratante Charity pot, que encima es solidaria. 

Por supuesto, también hay un montón de productos que he usado y que no son para mí. Ya sea por su olor, o porque no he notado resultados, no me han gustado. Y otros tantos que aún no he probado y estoy deseando hacerlo. Siempre que compro intento añadir algo nuevo. 

¡Eso es todo por hoy!

¿Te gusta Lush? ¿Cuáles son tus productos favoritos?

No te pierdas...

5 comentarios

  1. Adoro Lush, tengo varios productos suyos y siempre que se me acaban repongo. No uso ninguno de los que tienes aqui porque mi piel es seca/mixta/sensible y lo que se le antoje cada día. Un asco vaya. Pero te cuento mis básicos por si quieres ir a preguntar por ellos cuando pases por Madrid (yo soy de Santander y aquí si tenemos tienda, por suerte). Mi producto favorito es "Let the good times roll" que es una limpiadora facial y corporal que además tiene un ligero efecto exfoliante, lo suficientemente suave como para poder usarlo a diario. Es de palomitas de maiz... alguna vez me he encontrado una palomita dentro jaja es genial.

    También uso una hidratante llamada Celestial, que no es la más hidratante que tienen pero sí es la más adecuada para pieles sensibles, con una gotita ya tienes para todo el rostro. Es decir, aunque el bote parece relativamente pequeño dura una barbaridad.

    Tengo jabones varios que me van dando cada vez que voy y aparte justamente acabo de hacerles una visita llevándoles cinco envases vacíos y me han regalado una mascarilla de plátano y avena que me recomendó la chica. Normalmente son un encanto y te atienden muy bien, aunque también las hay que son un poquito pesadas, todo hay que decirlo. En general Lush es una "marca" de confianza, si no te sirve una cosa, te encuentran otra, pero al final das con "tus cremas" y esas no se cambian.

    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  2. Yo hace un año que utilizo Lush diariamente y no lo cambio por nada. Mis preferidos son los champús sólidos New y Seanik (Te los recomiendo! Los sólidos. Luego el tipo de champú según tu tipo de pelo) y el desodorante sólido Aromaco. Me compré una pieza de 100 gr en navidad y aún tengo para rato.
    Además, la hidratante Sleepy con olor a lavanda va estupenda para antes de dormir.
    Como tú dices, el precio que tiene no es barato pero cunde muchísimo. Y ese precio se justifica por el uso de ingredientes naturales.

    ResponderEliminar
  3. De Lush solo tengo bombas de baño que me regaló mi hermana (creo que son las mismas azules que muestras) y me parecen muy originales, también por el envase, que el "porexpan" que llevavan para que no se rompieran esta hecho con material hidrosoluble, ¡solo mojarlo se deshace! Me pareció un gran detalle por el impacto ecologico que tienen los embalajes, ¡un gran punto a favor!
    Las tiendas de esta marca me caen muy lejos, pero la vez que entré en una probé el exfoliante de labios de chicle y me supo muy bien, ojala un día pueda empezar a comprarles, ¡me parece muy buena inversión los productos tan ecológicos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Y la pasta de dientes en pastillas mordibles mola caño!

    ResponderEliminar
  5. En mi primer día en Chile encontré una tienda Lush y descubrí un acondicionador que no había usado antes (Retread) y lo AMO. Nunca había tenido resortes definidos en la cabeza y ya el olor a violeta... mmm *-*

    ResponderEliminar