fiesta de verano: protege los océanos



El post de hoy es muy necesario. De la mano de Ruth y Nahir, las chicas que están detrás de Esturirafi, vamos a aprender qué podemos hacer para proteger los océanos.

Las aguas del mar cada vez están más llenas de plásticos, y como no cambiemos nuestros hábitos, dentro de un tiempo (y no es mucho), a lo mejor no vamos ni a poder bañarnos en la playa. Así que ahora que es verano, que hace calor, y que nos apetece echar jornadas enteras en la orilla, es cuando tienes que prestar mucha atención a este post.
_____


¿QUÉ PUEDES HACER PARA PROTEGER LOS OCÉANOS?

¡Hola! Para los que no nos conocéis somos Rut y Nahir, hermanas y fundadoras del blog Esturirafi que tiene como misión mostrar al mundo que un estilo de de vida ecológico, sostenible y saludable es posible y más sencillo de lo que imaginas.

Es un honor asomarnos por el blog de Carmen para escribir este verano en Milowcostblog y así poder hablaros del problema de los plásticos en el mar y qué puedes hacer para ayudar a frenar este desastre.


PLÁSTICOS EN EL MAR

Que pensarías si te decimos que: “En el 2050 habrá más plástico que peces en el mar” no es algo que nos hayamos inventado lo dice la Fundación Ellen MacArthur en el estudio “La Nueva Economía de los Plásticos”.

Si crees que estamos exagerando te proponemos un experimento, sólo te llevará 2 minutos, pon el cronómetro y mientras paseas por la playa recoge todos los plásticos que veas, te avisamos: vas a encontrarte con: botellas, tapones, pajitas, envoltorios de caramelos, bolsas…




¿Y eso en que nos afecta a nosotros? Es muy posible que dentro de unos años ir a la playa, bañarse en el mar, comer pescado... no sean actividades recomendables. Los plásticos son el principal problema para el mar, y es algo que salta a la vista. 

¿Cómo llegan estos plásticos al mar? Principalmente a través de los ríos, vertederos ilegales, papeleras, bolsas que vuelan, basura de las playas, plásticos que se tiran al suelo, etc. Todos acaban en el mismo sitio: el mar. Y de ahí se quedan cientos de años. 

¿Qué pasa con estos plásticos en el mar? Son confundidos por comida por los animales marinos como las tortugas, que mueren al confundir las bolsas de plástico con medusas, o las aves, que se comen pequeños plásticos creyendo que son pequeños animales. Esto mismo también les pasa a los peces, delfines, ballenas y un largo etcétera. 



Al final de la cadena estamos nosotros, los humanos, ya que si comes pescado estarás comiendo derivados de los plásticos, se ha demostrado pasan a formar parte de la carne del pez que se ha alimentado de ellos.

Está de tu mano que esta cadena se pare. Tenemos que ser conscientes que con pequeños gestos podemos construir un mundo mejor, con menos plásticos, un mundo más sano para todos. 

¿QUÉ PUEDES HACER PARA PROTEGER LOS OCÉANOS?

Reducir (lo ideal sería eliminar) la cantidad de plástico que consumimos en nuestro día a día. Sobre todo los plásticos de un sólo uso: plásticos que utilizamos durante unos segundos o unos minutos y que tardan cientos de años en descomponerse. ¡Te damos 7 ideas para empezar!



1. Utiliza bolsas de tela. Seguro que tienes alguna por casa, lleva siempre una contigo para hacer la compra. Así evitarás un montón de bolsas de plástico.
2. Di no a las botellas de plástico. Utiliza una botella de acero o de cristal, además de ser respetuosa con el medio ambiente ¡ahorrarás un montón!



3. Evita los envoltorios innecesarios de la fruta. La mejor protección de la fruta es su cáscara… ¿Necesitas meter cuatro plátanos en una bolsa?
4. Cosméticos sin microplásticos. Las micro-perlitas de muchas cremas exfoliantes están hechas de plástico, elige aquellas que estén fabricadas con compuestos orgánicos como azúcar, café, sal, pepitas…
5. Elige telas no sintéticas. Otra fuente de plástico es nuestra ropa. La mayoría está hecha de derivados del petróleo, como poliéster. Al lavarlas, las microfibras van al mar y son muy perjudiciales para la fauna marina. Elige prendas de algodón, lino, bambú, lana…
6. ¡Mejor sin pajita! Aunque parezcan pequeñas e insignificantes, las pajitas en realidad son objetos innecesarios que generan una demanda enorme de recursos, son muy contaminantes y pueden causar daño a muchísimos animales. ¿Quién las necesita? 
7. Olvídate de la vajilla y cubiertos desechables. Utiliza materiales duraderos como el metal, vidrio o acero. 



No es necesario que te vuelvas loca e intentes aplicar todos estos consejos de un día para otro. El primer paso es ser consciente del plástico que utilizamos, el segundo reducirlo, el tercero y más difícil eliminarlo.

"Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo” Eduardo Galeano

¡Esperamos que te haya gustado el post! si quieres seguir leyendo más consejos para una vida más ecológica, sostenible y saludable te invitamos a dar un paseo por nuestro blog Esturirafi.

Feliz verano

Rut y Nahir
_____

¡Muchas gracias chicas!

Está en mano de todos cambiar el planeta, y todo empieza con gestos pequeños. ¡Así que manos a la obra!


No te pierdas...

2 comentarios

  1. Muchas gracias Carmen por darnos la oportunidad de escribir en tu blog! Esperamos que nuestro mensaje llegue cada día a más personas! Feliz verano!

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces no sabemos por donde empezar, consejos concretos y fáciles de seguir ayuda mucho. Poco a poco vamos creando hábitos sin aparente esfuerzo. Gracias!

    ResponderEliminar