fiesta de verano: rodajas de fruta de madera



Hoy vamos a aprender a dibujar en madera. En concreto, unas preciosas rodajas de fruta. De la mano de Susana de Gla de Roure, una tienda especializada en productos de madera natural. ¡Así que vamos a aprender de una experta!

Ya sabéis que adoro las frutas, así que este tutorial me parece estupendo. Estas rodajas luego las podemos usar para decorar la pared, de salvamanteles, de bandejita... ¡Es genial! Además me encanta que con esto de la "fiesta de verano" la gente se atreva con tutoriales ¡hasta con vídeo! Así que... ¡Os dejo con Susana!
_____

CÓMO PINTAR UNA FRUTA DE EN MADERA

Para este verano, os traemos un tutorial la mar de distraído, para que tengáis un día entretenido y con un resultado fantástico, y consiste en pintar una fruta en madera, en este caso, he querido coger la mitad de una rodaja de madera, ya veréis el resultado, y os servirá para decorar cualquier rinconcito de vuestra casa con unos resultados estupendos…



Los materiales que necesitaremos son:
- Media rodaja de madera
- Tapa poros 
- Pinceles 
- Pintura acrílica: blanca, naranja, amarillo y marrón
- Lápiz
- Goma
- Recipiente con agua, para limpiar los pinceles
- Servilleta de cocina, para secar los pinceles
- Plato de plástico, para realizar las mezclas de colores

Cubrimos la rodaja con tapa poros, las capas a aplicar dependerá de cada marca, sirve para sellar la madera y de esta forma que no absorba mucha cantidad de pintura



En el caso de la pintura, aconsejamos comprar el tono que queráis utilizar, ya que se usa bastante pintura y si debéis mezclarla tendréis que tener cuidado que no se os termine antes, ya que hacer la misma mezcla después, es probable que no os salga con el mismo tono.
Dibujamos un borrador de cómo queremos que quede el diseño



Remojamos el pincel que vamos a usar, es muy importante, ya usar el pincel directamente sin humedecer hace que el mismo absorba la pintura y después cueste de sacarla. Humedecer el pincel sirve para que las cerdas estén bien hidratadas y la pintura corra más a la hora de aplicarla.



En este caso se puede utilizar un pincel plano (punta recta) o un pincel avellanado (punta redonda)


Con pintura blanca, pintamos el centro y la orilla de la rodaja sin tapar la corteza.



Pintamos de naranja el interior de los gajos procurando dejar un poco de espacio a cada lado de la línea que separa los gajos



Una vez pintada toda la madera, usaremos color amarillo diluido en unas gotas de agua, como si fuera acuarela


Y aplicamos a cada gajo, yo lo he aplicado en el lado izquierdo de cada gajo para dar la sensación de que le está dando la luz por el lado izquierdo


Aplicaremos la pintura dando vueltas con el pincel, podéis ver como lo hago en este video:





Ahora con pintura marrón aplicaremos en la parte opuesta, es decir en el lado derecho de cada gajo, para dar la sensación de sombra, y de esta forma empezará a tener volumen, es decir parecerá que sale el gajo de la madera.


Con color blanco pintaremos los nervios o líneas que separan cada gajo, no os preocupéis si la pintura se mezcla con el naranja o el marrón, porque esto no está terminado todavía…



Mezclaremos en partes iguales naranja y amarillo, para conseguir un naranja más suave, y aplicaremos una línea separando la corteza del color blanco, para que así parezca la piel de la naranja.


Ahora mezclaremos una parte de blanco con una de amarillo para conseguir un blanco amarillento y diluiremos otra vez con agua y aplicaremos como hemos hecho antes el amarillo, dando vueltas con el pincel, por el mismo lugar que hemos pintado con amarillo.



Después con un poco de blanco diluido, aplicaremos el pincel, esta vez lo haremos, lo máximo que se pueda en el lado izquierdo del gajo, para acabar de dar luz a los gajos.



Y volvemos a repasar la sombra con el color marrón, esto de la pintura es ir pintando hasta que quede como más nos guste y si hay algún fallo, siempre se puede corregir.



Con blanco y un pincel liner pintaremos por la parte izquierda de la línea blanca del nervio, para darle luz también.





Y por último volveremos a pintar de blanco el centro y la piel blanca entre la corteza y los gajos, es para darle un toque de nitidez al blanco.



Y tachán, ya tenemos el pomelo pintado.



Como podéis ver también se puede pintar cualquier tipo de fruta o verdura, en este caso he pintado: naranja, kiwi, tomate y limón.

Si os ha gustado y queréis pintar medias rodajas podéis conseguirlas AQUÍ
Que tengáis una feliz y creativa semana
Susana Puig
Gladeroureshop.es
_____

¡Muchas gracias Susana!

Me encanta cómo has recogido todo el proceso, ¡desde luego nadie podrá decir que no entiende algo!

¡Espero que os haya gustado!

No te pierdas...

4 comentarios

  1. Pues me ha encantado! me parece una idea genial, queda muy chulo el resultado!

    ResponderEliminar
  2. Si, la verdad es que cómo bandejas veraniegas para poner encima unos cócteles de frutas tienen que quedar genial!

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh, madre mía, qué bonito, me encanta!! Para una cocina o comedor rústico moderno me parece una preciosidad.

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Los venden? Donde se localizan. Y quisiera poderme comunicar con ustedes para poder hacer mi logo con sus productos y hacerles publicidad. Yo soy de Hidalgo, México

    ResponderEliminar