No te compro (deco)



Hoy empiezo nueva sección. Voy a hablarte de 10 cosas que veo a menudo en decoración y que odio mucho. Estilos, elementos u objetos que abundan en las casas de todo el mundo y que yo no quiero ver ni en pintura.

Y lo hago bajo el título de "No te compro", que utilizaba hace ya unos años (¡cómo pasa el tiempo!) para hablar de aquellas tendencias de moda, novedades en las tiendas o estilos de egobloggers que no me gustaban nada. Vamos, que "no compraba". Siempre, desde la ironía y el respeto, claro.

Esta vez lo llevo al terreno de la decoración. Porque, decorando mi casa, me he dado cuenta de que hay más cosas que no me gustan que cosas que me entusiasman. Y no hablo de fotos Pinterest en las que todo es maravilloso. Hablo de la realidad, de los pisos de alquiler, de lo que venden las tiendas de decoración de provincias (podría hacer un "No te compro" y poner todas las tiendas de Granada), de lo que se vende de segunda mano... En definitiva, de esa decoración asequible y que abunda en las casas de España.

Os aseguro que la lista da para muchos posts más, y como he dicho al principio, pretendo que esto sea una nueva sección que publicaré de vez en cuando (posiblemente cuando me indigne intentando buscar algo nuevo para la casa). Así que... ¡Vamos a por esas 10 cosas que odio con fuerza! ¡Y recuerda! Que esta es solo mi opinión, no pretendo ofender a nadie, y soy consiente de que en otras mil cosas yo soy una hortera de bolera... ¡Así que espero que nadie se moleste!

COMPOSICIONES DE SALÓN



Entiendo que, para las personas a las que la decoración no les interesa mucho, es lo más fácil: ir a una tienda y elegir una composición de salón en la que la tele sea el centro del universo e incluya miles de estanterías y cajones absurdos que luego no sabes cómo utilizar. Y si encima lleva también, a juego, mesita baja, y mesa de comedor con sus sillas, ¡un salón todavía más a juego! Con lo divertido que es combinar muebles diferentes, estilos y colores... ¡Las composiciones son la muerte!

BUDAS & AMIGOS



Que si Buda, que si la flor de loto, que si el Om, que si la mano de Fátima, que si los jardines zen... A mí todos estos elementos me parecen la versión Mr. Wonderful del neohippismo. Y solo se explican si tienes un estudio de yoga, o de verdad has entregado tu alma a esta religión.

SILLA EAMES



¡Son una plaga! ¡Están por todas partes! Y no digo que estéticamente sean feas, porque estaría mitiendo. Pero es que las tengo totalmente aborrecidas. Las veo en cualquier tienda, bar o casa que piso. Y están tan baratas que de aquí a nada las regalan con el periódico (¡a 15€ salen en Amazon!). En Granada todos los bares y restaurantes las están poniendo. Hasta los tipo "Mesón Paco". Supongo que, intentando dar un estilo actual a su local, se metieron en Pinterest y vieron muchas fotos de... 2010.

FOTOS DE TAXIS



Por lo general, no me gustan las fotos para decorar. Y menos aún si se trata de las típicas de catálogo: el mar con la pasarela de madera en medio, el skyline de cualquier ciudad, los puentes, las carreteras infinitas de Estados Unidos... Pero si hay uno que me repatea por encima de todos, ese es ¡los taxis de Nueva York! Más aún si, en un alarde de creatividad, es una foto en blanco y negro con el toque amarillo de los coches. ¡Me dan ganas de que uno de ellos me atropelle!

LÁMPARAS REDONDAS DE PAPEL



Para mí estas lámparas solo tienen justificación si estás en un piso de estudiantes y es todo lo que te puedes permitir. Si no, por mucha customización que le hagas, me sigue pareciendo igual de cutre. ¡Prefiero la bombilla colgando del cable a esto! A la hoguera, que seguro que arden bien.

PLANTAS FALSAS



He de reconocer que algunas están muy conseguidas y no parecen falsas (como las de Ikea), y pueden ser una opción en lugares muy oscuros. Desde luego, si optas por ellas, que no sean de las plasticosas cutres del chino. De esas que parece que se van a derretir cuando hay ola de calor. ¡O las que imitan ramos de flores! Siempre que la luz lo permita... ¡pon plantas de verdad! Alegran la vida. Es mejor no poner nada que poner algo horrible.

COJINES "ORIGINALES"



Mira que me gusta un cojín, pero cuando los diseñadores se ponen creativos y pretenden convertir el salón en un cuarto de princesa... ¡No! Que si lentejuelas, que si telas brillantes, que si cristales, que si espejitos... Siempre que los veo me convenzo de que eso no puede gustarle a nadie... ¡Pero luego me sorprendo cuando la gente los compra delante de mí o están, ahí, tan triunfantes, en los sofás de otras casas!

CUADRO DIVIDIDO EN VARIOS



Si ya hemos hablado de lo poco que me gustan las fotos, si ya están divididas en varios cuadros, encima jugando con los tamaños... ¡Me quiero arrancar los ojos! Y no solo fotos, también pinturas, collages, o incluso láminas. ¡Qué necesidad! ¡Con uno ya es más que suficiente!

VINILOS



Y si seguimos con las paredes... ¡Los vinilos! Reconozco que hay algunos que me gustan (por ejemplo, los que saqué en este post). Pero el 99% restantes me parecen lo peor. Y ya, los que intentan ser graciosos, jugar con los elementos que hay alrededor (como esos que se ponen en el WC como si estuviera saliendo un señor), o los que son "interactivos" (vamos, que tienen relieves), me parecen cáncer de sida. ¡Encima son difíciles de quitar! En mi casa hay uno y no hay manera, oye.

CARTELES DE MADERA



Terminamos con los cartelitos de madera con mensajes. Reconozco que, objetivamente, feos no son. ¡Pero les tengo muchísima manía! Desde los que simplemente ponen "sweet home", a los que intentan emular un cartel vintage, con cupcakes, objetos de cocina o caravanas antiguas y su pintura desconchada. ¡Son tan... 2007! Y lo del Keep Calm... ¡peor aún!

¡Y eso es todo por hoy! Como os digo, la lista de "no te compro" en decoración es interminable... ¡Así que volveremos! ¿Qué odias tú en decoración?

No te pierdas...

27 comentarios

  1. Solo puedo decir que cada uno tenemos un gusto. El mío no coincide con el tuyo... Que le vamos a hacer...esto lo odio no me parece un buen argumento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, son gustos :) ¡y menos mal que cada persona tiene uno! Si no, todas las casas serían iguales y el mundo sería súper aburrido ;)

      Eliminar
  2. Amen!:D Has definido a la perfección la decoración esperpéntica de la mayoría de pisos de alquiler "modernos"...casi que prefiero los de abuela de toda la vida!

    ResponderEliminar
  3. Ni que nos hubiéramos puesto de acuerdo, coincido contigo con todo salvo la última con excepciones. No me pega en todas las casas, tiene que ser un ambiente rústico global para que me cuadre. Con todo lo peor son las plantas falsas y las lámparas de papel. Me desquician, lo reconozco. No sé decirte cuál más que el otro porque me repatean ambas.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo en casi todo!! Creo que lo peor de la lista estaría entre las composiciones de muebles de televisión y los cuadros divididos😂😂
    Yo con las sillas estilo Eames me sigo quedando, eso si, las prefiero de una es una para darle un toque al escritotio o en un rincón de la habitación, para el comedor me empiezan a empachar también😢

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajaajaja ¡Totalmente! Las composiciones creo que están en el top de mi lista. Aunque despues de años con las bombillas peladas y manía absoluta a las lamparas de papel... ¡al final les he vuelto a pillar el gusto! Supongo que los gustos también van y vienen (menos en las composiciones, han estado, están y estarán en la lista negra)

    ResponderEliminar
  6. Jajjajja! Me meo Carmen, no puedo estar más de acuerdo! Para mi lo más chungo es el movimiento eames, porque ha conseguido convertir una silla de diseño en algo aborrecible! Y es que la gente la quiere poner hasta en la sopa! A eso le añadiría lo de combinar sillas distintas, otra cosa que molaba y que de tanto verlo en todas partes le he cogido manía! Y ojo que las de mi tienda son diferentes!

    ResponderEliminar
  7. Excepto las sillas Eames, todo lo demás muy de acuerdo contigo. ¡Hasta en los chinos puedes encontrarlo! :-O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD. Yo tengo una mecedora Eames en el salón.. ¿Así tiene un pase, no? :-P ¡Pero es que me tocó en un sorteo de Facebook! (lo primero y lo único que me ha tocado en un sorteo).

      Eliminar
  8. ¡Me sacó varias risas! Yo con lo que no puedo más es con las casas todas blancas con un toque de gris y tres muebles. Y como dices, no es que sean feas, ni que el minimalismo me parezca mal, que mira que todos necesitamos menos cosas, pero es que si vuelvo a ver una más lloro, estoy aburridísima de los blogs de decoración (en general) donde todo sea minimal o boho.
    Hasta aquí mi queja :p
    ¡Bonito día!

    ResponderEliminar
  9. Ay, ay, ay, culpable de varios de estos "delitos", jajajajaja. Cuadro de taxis incluido!! (Y no hay manera de desahacerse de él porque a mi chico aún le flipa) Yo incluyo entre mis odios las mesas de palet para el salón y las láminas de mensajes buenrollistas por lo mismo, te saturas de tanto verlo.

    ResponderEliminar
  10. jajaja estoy de acuerdo en casi todo pero también he caído en algunos te día "no te compro "...nosotros pusimos una composición de salón...pero en mi favor he de decir que sólo el mueble 😅 el resto lo he ido decorando con diferentes muebles y creo que no ha quedado mal...y también tengo varias plantas de plástico pero es que en la cocina se me mueren,en los baños no te go muy y en la entrada un cactus se me moriría...pero el resto de plantas son totalmente auténticas 😁 tengo algunas cosillas en el blog por si quieres ver como quedan jejeje. un beso

    ResponderEliminar
  11. Tu post me ha divertido. :) Gustos son gustos, pero efectivamente, hay algunos que no cuadran mucho en el mundo de la decoración.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, ay Carmen!!! Me parto contigo...Con algunas cosas estoy requetedeacuerdo lo de los cojines es un horror horroroso, los budas y los vinilos; puaj. Pero las lámparas de papel...ains, qué vicio, me encantan. Y las sillas, qué quieres que te diga, las mías están hechas un asquete y por 15 euros la pieza estoy dispuesta a planteármelo (bueno, si encuentro algo más ¿sobrio? ¿clásico? ¿todoterreno ¿atemporal? y resistente estaría dispuesta a planteármelo.

    @larosanga en Ig (que estoy de extranjis con un ordenador capadísimo).

    ResponderEliminar
  13. Guau, no me ha gustado nada este post y mira qué es raro, eh? xD No por el contenido en sí, que es simplemente una opinión, sino por la forma de expresarlo. Cáncer de Sida??? Así no :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Es una expresión que le "copié" a la humorista Ana Belén Rivero. Jamás pensé que podría ofender o no gustar, ¡es como decir que es lo peor de lo peor!

      Eliminar
  14. ¡jajajaja! Siempre me he reído un montón con estos posts tuyos. Coincido en absolutamente todo... ¡y hay tantas cosas aún por añadir! A mí me horrorizan sobre todo las que van más relacionadas con la estructura en sí, porque es más difícil deshacerse de ellas: el gotelé, la moqueta, los pavés...

    ResponderEliminar
  15. Me duelen los ojos de los cojines que has puesto!!! Arrggggg!
    Muy a la par en gustos. Beso!

    ResponderEliminar
  16. Me duelen los ojos de los cojines que has puesto!!! Arrggggg!
    Muy a la par en gustos. Beso!

    ResponderEliminar
  17. El post me parece muy logrado. Unicamente he tenido globos de papel blanco sin pegatinas en las habitaciones de mis hijos. Tuve una lámpara de papel y unas varillas de madera que hacian juego con las pantallas de las lámpara de las mesitas ¡. Ahora ya no.
    Heredé una lápara de araña de mi madre y la puse en el dormitorio.
    En la casa tengo focos empotrados con leds en toda la casa.
    De todo lo demás, te entiendo totalmente.
    Hay una cosa que no soporto y son los muebles decapados, envejecidos, craquelados con pepeles pegados etc.etc. ante ésto un bote de esmalte hace milagros.

    ResponderEliminar
  18. Me meo carmen, muy de acuerdo contigo, pero peco con una, tengo dos mini mini plantitas de IKEA en Madrid, porque son las únicas que pueden sobrevivir en un bajo interior ��
    Para todo lo demás, Cancer de sida
    ������

    ResponderEliminar
  19. jajajja coincido contigo en absolutamente TODO! Eso si, mi casa está plagada de plantas naturales, pero en rinconcitos que no hay manera de que sobrevivan tengo artificiales, pero de esas que no lo parecen! Para mi lo peor y en este orden: las composiciones de salón (qué pasa si no tienes tele?), los cuadros divididos, los carteles de madera imitando X y "las eames", que plaga! Y todo esto sin querer ofender a nadie, está claro que todos tenemos nuestros gustos, pero es que a mi nunca me ha gustado lo fácil ;)

    ResponderEliminar
  20. Coincido también, yo agregaría todo lo kisch, (que merecería un post aparte) y las abigarraciones de adornos roñosos sobre muebles. Acá en Argentina no se ven tantas eames.

    ResponderEliminar
  21. Me uno al odio a los cuadros divididos y a los vinilos. Ahora creo que ya no tanto, pero cuando se pusieron de moda la gente se creía que ponías un vinilo y ya tenías una decoración super moderna y actualizada... xD Besos!

    ResponderEliminar
  22. jajajaj, me hiciste reír un montón!!! coincido en todo!
    Aca en Argentina las silla Eames son carisimas, a mi parecer no son ni lindas ni comodas

    ResponderEliminar