sueño con: escaleras rebonitas


Retomo esta sección, en la que, como sabéis, voy imaginando cosas que conformarían mi casa perfecta. Porque, como dicen... ¡Soñar es gratis! Y hoy me voy a centrar en las escaleras bonitas. Sí, sí, ¡escaleras!

Yo he vivido casi siempre en una casita unifamiliar de un pueblo de Granada. Y ahora, después de varios pisos en el centro, he vuelto a esa dinámica. Es a lo que estoy acostumbrada, prefiero la tranquilidad de los pueblos que el agobio del centro (aunque las ciudades siempre sean más molonas, cosmopolitas, etc.). Es por ello que, cuando pienso en la casa de mis sueños, estoy segura que va a tener más de una planta. Y, por lo tanto... ¡tendrá escaleras!

Creo que este es, casi siempre, el punto débil de las típicas casas adosadas. Ya de por sí es difícil que una casa así tenga personalidad (está claro que es mucho más atractivo un piso antiguo de techos altos que una casa unifamiliar de reciente construcción). Pero, en concreto, las escaleras siempre son sosas, simples y aburridas. ¡Seguro que si piensas en una casa así, me das la razón!

Entiendo que, en esos casos, es más fácil hacer algo sencillo, normalucho, que guste a todo el mundo. Pero hoy en día es muy accesible comprar escaleras modernas y molonas que den un toque totalmente diferente. Mis favoritas son las que tienen un aire industrial, que se aleja totalmente de las típicas escaleras, y además, por lo que he visto, son bastante asequibles. También las de hormigón visto. ¡Me parecen una pasada! Además, aprovechar el espacio que queda debajo es algo que siempre me ha parecido súper útil y práctico.

Si no estás haciendo la casa desde cero o estás inmersa en una gran reforma, que es lo más normal, siempre puedes optar por cambiar las barandas o pintarlas de algún color molón. En Internet hay un montón de ideas diferentes para actualizarlas. Desde pintar cada peldaño de un color, pintarla entera de un color llamativo, utilizar algún vinilo, papel pintado, azulejos... ¡Cualquier cambio hará que las escaleras sean más bonitas!

En el caso de los duplex y casas más pequeñas, lo mejor es optar por comprar una escalera de caracol. Son súper chulas y hoy en día hay modelos de lo más originales y con colores muy molones. ¡Será por opciones! Es una forma de convertir las escaleras es un elemento más de decoración.



Puestos a soñar, en mi casa perfecta habría unas maravillosas escaleras de estilo industrial o de hormigón visto. Y unas de caracol hasta el altillo. Porque, por supuesto, pondría allí mi taller, jejeje

¡Feliz día!

No te pierdas...

1 comentarios

  1. Yo también he soñado con escaleras. Mis favoritas son las que tienen mosaicos o están pintadas, y me encanta cuando tienen abajo un librero o lugares ingeniosos de almacenamiento. Sin duda, si pudiera escoger, mis escaleras perfectas tendrías Talavera o serían amarillas. :3

    Que estés teniendo un lindo fin de semana (:

    - C

    ResponderEliminar