imprimible y diy: imanes de letras


Hoy os traigo un imprimible con una pequeña parte de DIY (pero súper fácil): unos imanes de letras muy monos y divertidos para dejar mensajes en la nevera.

Hace ya unos años, cuando estaba en la facultad y compartía piso, vi en un Vips unos imanes con palabras que me parecieron muy divertidos. Pero para mi economía de estudiante me parecían muy caros así que me los hice yo. Estuve creando mi listado de palabras, imprimí y los pegué en láminas magnéticas. Eran más de 500 palabras y la realidad era que al final era un rollo tanta palabra inservible.

El otro día me acordé de ellos y pensé en hacer un imprimible así, con palabras, pero me pareció demasiado engorroso. Así que pensé en los lightbox, en su estética, y cómo podemos crear frases geniales con solo tener las letras. ¡Y eso he hecho!

Os traigo una colección de letras al estilo lightbox: queda bonito, gastamos poca tinta y pegará en cualquier cocina.

Para hacer esta manualidad es importante tener las hojas magnéticas adhesivas. Yo compré estas de Amazon, aunque también puede que lo encontréis en ferreterías. Obviamente, si no os gusta el estilo de este abecedario, podéis diseñar el vuestro, tanto en ordenador como a mano, pero las hojas son necesarias ;)

Por lo tanto, necesitamos:
- Abecedario (puedes imprimir el mío aquí).
- Hojas magnéticas
- Tijeras



Simplemente, tenemos que imprimir el abecedario. Está hecho en A4, si lo quieres más pequeño puedes imprimirlo a otra escala.

Como las hojas son adhesivas, el siguiente paso es pegarlo. Como mis hojas eran pequeñas, tamaño postal, primero corté las letras en cuatro partes, para que encajaran, y luego lo pegué en cada una de las hojas. Las hojas suelen tener una capa que hay que quitar para dejar el adhesivo a la vista.




Ahora hay que ir cortando las letras una a una. Las láminas se cortan bien con unas buenas tijeras, aunque el proceso es aburrido, pero podéis hacerlo mientras veis una serie :P




¡Y listo!

Con este pequeño DIY ya tenemos unos imanes divertidos y diferentes para la nevera. Eso de dejar mensajes gusta tanto a pequeños como a mayores.

Yo no he podido probarlo en frigorífico, porque en mi casa alquilada hay un frigo SMEG y no pegan. Pero por suerte tenía el lavavajillas para enseñar cómo quedan :)

Yo creo que hay letras suficientes para crear mensajes básicos, pero si quieres más, simplemente tienes que imprimirlo dos veces :)



Si quieres el imprimible, haz click aquí

Si lo guardas en una caja cerca de la nevera, seguro que la gente no podrá resistirse a componer mensajes y colocarlos :P

¡Eso es todo!

¡Feliz miércoles!

No te pierdas...

2 comentarios