DIY: broches de plantas con plástico mágico



Hoy os traigo un DIY muy molón: unos broches de plantas utilizando plástico mágico. Y lo he hecho en colaboración con The Hungry JPEG, utilizando los recursos de su bundle de junio.

Hacía mucho tiempo que no colaboraba con The Hungry JPEG, pero si visitas el blog desde hace tiempo seguro que te suena. Si no lo conoces, te cuento un poco: se trata de una web de recursos gráficos, cuyo producto principal son los bundles: lotes de muchos recursos juntos que, por separado, costarían mucho más dinero, pero todos juntos los encontramos a un precio especial y que merece mucho la pena. En cada bundle solemos encontrar muchas tipografías, gráficos, estampados, texturas... Y todo con mucha calidad y seleccionado con buen gusto :)

Yo recurro mucho a ellos, porque como diseñadora es una oportunidad genial para renovar recursos. Pero creo que está genial para aficionadas, y no solo al diseño, también a las manualidades, ya que, como digo, trae muchos gráficos preciosos que se pueden imprimir y usar en scrap, snail mail, o cualquier DIY. Como he hecho yo hoy ;)

¡sorpresa!

Además, si te apetece hacerte con él, ¡sorpresa! Porque con el código milow20 te llevarás un 20% de descuento en el bundle de junio. Si ya era un chollo... ¡Así todavía más! 48 tipografías y 43 packs de gráficos... En total, más de 2.500 recursos preciosísimos.


Cuando vi que el bundle de este mes tenía muchos lotes de gráficos de plantas... ¡Ni me lo pensé! Porque son preciosos y estaba segura de que se me ocurriría algo. ¡Y así ha sido! Con ellos he creado unos broches con plástico mágico que me tienen encantada.

Para hacerlos, utilicé:

- El bundle de junio de The Hungry JPEG
- Plástico mágico imprimible
- Broches tipo imperdible
- Pegamento de contacto
- Tijeras

Yo ya había utilizado plástico mágico en alguna ocasión, pero no imprimible. Esta vez compré este en Amazon, y ya verdad es que ha quedado genial. Se puede utilizar en cualquier impresora de cartuchos (las que solemos tener en casa) y queda muy bonito.



El primer paso fue diseñar los broches en Photoshop. Para ello, utilicé los recursos que venían en el bundle, tanto las plantas como las tipografías. Hay que tener en cuenta que luego el plástico mágico reduce mucho su tamaño, así que lo hice unas tres veces más grande de lo que quería finalmente.



Imprimimos el plástico mágico y dejamos secar bien la tinta, sin tocar, unos 15 minutos. Después, recortamos los broches en la forma que queramos. El plástico mágico luego se pondrá duro y aumentará el grosor, por lo que después no se podrá recortar.

Debemos seguir las instrucciones del fabricante. En mi caso, coloqué los diseños sobre un cartón plano, y los introduje en el horno a baja temperatura (previamente calentado) unos 3-4 minutos. Al principio, el plástico se retorcerá, pero después se quedará totalmente plano.

Es el momento de sacarlo del horno. Si alguno se ha quedado un poco retorcido, nada más sacarlo del horno ponle peso encima. Enfría y endurece muy rápido, por lo que lo ideal es que tengas preparado algo de peso al lado del horno por si es necesario hacerlo no perder tiempo. Verás en las fotos que a mí alguno se me quedó un poco doblado, y fue porque tardé tiempo de más ;)

¡Es increíble ver el proceso, yo siempre me quedo embobada!



Dejamos enfriar nuestros broches por completo ¡y ya tenemos las piezas! Duras, resistentes y de lo más bonitas.



Para colocar los cierres por detrás, no hay que complicarse mucho. Con un poco de pegamento de contacto es suficiente. Eso sí, deja secar bien antes de colocarlo en ninguna prenda de ropa, ¡no queremos llevarnos ningún susto!





¡Y listo! Ya tengo mis nuevos broches de plantas, perfectos para presumir de que soy un poco friki de las plantas, pero me encanta cuidar de mis pequeñas :P

La verdad es que me encanta cómo han quedado. Los gráficos del bundle son preciosos y no necesitaban mucho más (verás que algunos los he usado directamente, como el invernadero), pero combinándolos con tipografías bonitas y alguna frase ingeniosa, ¡son lo más!

Perfectos para llevar en la mochila, como he puesto yo, pero también en nuestra chaqueta vaquera, o simplemente para adornar una camisa o cualquier otra prenda. ¡Son tan bonitos que quiero llevarlos todo el verano!



Como ves, estoy encantada con ellos y también con el bundle de junio, que trae recursos preciosos y con los que se pueden hacer un montón de cosas. ¡Estoy in love!

¡Feliz miércoles!

2 comentarios

  1. ¡Hola! ¡Quedan muy bonitos! Me gusta mucho el toque que le da a la mochila :)

    Besitos ^^,

    ResponderEliminar