cómo hacer un Cuaderno de las Cosas Buenas


En este post os voy a contar cómo hacer un Cuaderno de las Cosas Buenas, o Gratitude Journal, como lo llaman en Estados Unidos. El concepto lo he adaptado a mi manera, pero os voy a contar todo para que tú también lo hagas como prefieras :)

La idea del Gratitude Journal me la encontré una vez navegando por Pinterest. Se trata de una especie de diario en el que ir apuntando las cosas por las que estamos agradecidos. Esa idea me parece un poco mística, y yo soy más terrenal, así que prefiero llamarlo Cuaderno de las Cosas Buenas, y simplemente ir recogiendo todo aquello que me ha hecho feliz durante el día

No sé a ti, pero a mí me ocurre que, cuando pasa algo malo, hay una mala noticia, o simplemente un día más feo, me suelo olvidar de todo lo bueno. Por eso me propuse realizar este Cuaderno de las Cosas Buenas, para recordarme que no todo es malo.

Yo no soy nada positivista y el rollo "tazas con mensajes para sonreír" me da muchísima pereza. Creo que las cosas malas de la vida también sirven para aprender, hacerte más fuerte y para asumir las derrotas. Por eso me cuesta escribir este post sin que todo parezca arcoíris y purpurina. Pero también la clave de este Cuaderno es que cada una lo haga a su manera :)

¿Qué es un Cuaderno de las Cosas Buenas?

Es una especie de diario (sí, como los que escribíamos cuando éramos adolescentes) en el que recogeremos aquellas cosas buenas que nos han pasado en el día a día

¿Qué necesitamos para hacerlo?

Aquí, depende de cómo quieras hacerlo. Si eres más "analógica", optarás por un cuaderno. Y seguro que tienes más de uno por casa. De esos preciosos que te da pena utilizar para apuntes, para notas aleatorias o para cualquier otra cosa aburrida. ¿Qué mejor que llenarlo de cosas buenas?

Por supuesto, para escribir en él necesitarás bolígrafo, rotulador, lápices o lo que prefieras. El Cuaderno de las Cosas Buenas, al igual que otras técnicas como el Bullet Journal, tiene tantas posibilidades como tu creatividad y tu tiempo te permitan. Puedes limitarte a escribir, o también puedes decorarlo y ponerlo bonito para que sea todavía más atractivo. Dependiendo de lo que quieras hacer, necesitarás unos materiales u otros.

Si los cuadernos no van contigo, crees que no vas a sacar tiempo para ello, o te da pereza, también puedes hacerlo en el móvil. Puedes hacerlo mismamente en la aplicación de Notas, escribiendo cada día lo que sea necesario. También hay apps que te ayudarán a ello. He probado a buscar "Gratitude Journal" y aparecen un montón, aunque no he probado ninguna. Supongo que te guiarán con un método concreto, así que es genial si no quieres calentarte la cabeza, aunque si prefieres hacerlo "a tu rollo", es mejor el cuaderno o el Bloc de Notas.

Si vas a hacerlo modo diario, añadiendo cosas cada día, puedes utilizar directamente una agenda y así ya tiene la estructura. ¡O dibujarla tú en cualquier cuaderno!

¿Cómo se hace?

Tenemos varias formas de estructurar nuestro cuaderno, y simplemente hay que encontrar la que mejor se adapte a nosotros y nuestra rutina. 

Por ejemplo, podemos hacerlo como un diario como tal, obligándonos a escribir cada día aquellas cosas que nos han ocurrido, narrándolas. También podemos hacerlo más esquemático, resaltando, por ejemplo, tres cosas buenas al día, aunque sea solo mencionándolas (esto sería más rápido que ponerse a escribir anécdotas, por ejemplo). 

Si tienes ganas de complicarte más, puedes hacer diferentes categorías y escribir diariamente sobre cada una de ellas (por ejemplo, trabajo / familia / logros personales). Y si prefieres optar por el estilo americano, puedes escribir sobre aquello "de lo que estás agradecido": personas, situaciones personales, etc.

El cuaderno puedes hacerlo todo lo trascendental que quieras, y convertirlo en todo un ejercicio de introspección o simplemente limitarte a recoger aquello que quieres destacar de tu día a día. 

En mi caso, a mí las cosas tipo "Mindfundless" me dan un poco de pereza, pero sí que quiero recoger, de alguna manera, aquello bueno que me pasa. Así que utilizaré el Cuaderno para recogerlo. Mi intención es hacerlo diariamente, a modo lista, sin profundizar. Es decir, mencionar lo que quiero destacar pero sin desarrollarlo (salvo que de verdad merezca la pena hacerlo). Y si me veo motivada, hacerlo de una forma un poco más creativa y decorarlo un poco, pegar recuerdos (como una entrada de cine, por ejemplo). Así, a final de año, o cuando me apetezca, puedo repasarlo y ver todo lo que he hecho o me ha pasado. 

¿Cuándo escribir?

Esto también es muy personal. Para que sea efectivo, lo ideal es añadirlo a nuestra rutina. Por ejemplo, si tomas un café mañanero de forma tranquila, puedes aprovechar para escribir todo lo del día anterior. O por la noche antes de ir a dormir. 

Si crees que en tu rutina diaria te va a ser imposible sacar tiempo, puedes hacerlo el fin de semana y recoger todo lo que te ha pasado en esos 7 días. Aquí puedes variar la forma, y en vez de escribir diariamente, hacerlo semanalmente.

Otra opción es ir escribiendo las cosas de forma esquemática en las Notas del móvil, y el fin de semana pasarlo a un cuaderno de forma más pausada y tranquila. ¡Así además harás repaso de toda la semana!

¿Y qué añadir?

Aunque ya hemos dado algunas ideas, y como he resaltado, es muy personal, aquí daré algunas ideas, que puedes añadir independientemente de si en tu Cuaderno desarrollarás más las cosas o serás más esquemática:

- Planes: un café con una amiga, una película, una escapada, unas cervezas por ahí... No todos los días se hacen cosas apasionantes, pero hay pequeños planes que también alegran nuestra rutina.
- Tonterías: esto sobre todo es fácil para quienes tienen niños en casa. A lo largo del día vivirás muchas bromas, frases o tonterías que te sacan una sonrisa y que merecen la pena destacar.
- Comida: ¿quién no disfruta de la comida? Si ese día has tomado tu plato favorito... ¡es bueno!
- Pequeños gestos: que suene tu canción favorita en una tienda, que te escriban un mail que esperabas, encontrarte a alguien por la calle, monedas en un bolsillo de una chaqueta, arreglar algo de casa que lleva mucho tiempo en la lista de pendientes, comprarte una planta... A lo largo del día hay miles de pequeños gestos que pueden servirnos. 
- Logros: sobre todo en el ámbito laboral, pero también pueden ser pequeños logros personales. Por ejemplo, andar 10.000 pasos, animarte a apuntarte al gimnasio, terminarte ese libro que tenías pendiente... 
- Buenas noticias: por supuesto, no llegan todos los días, pero cuando sí, recógelas. 
- Música: Puedes añadir una pequeña "playlist" del día, la canción que ha sonado en tu cabeza, un nuevo descubrimiento... 

También puedes añadir balances mensuales o semanales, destacando "lo mejor de lo mejor" de cada período.


1, 2, 3, 4.

Como digo, si quieres hacerlo más "místico" y profundizar más, hay muchas opciones, que además puedes añadir independientemente de lo que recojas de tu día a día. Pueden ser cosas como "cómo te ves dentro de un año", escribir sobre personas concretas, cómo ayudas a los demás, etc. La idea original del Cuaderno de las Cosas Buenas es limitarnos a recoger lo que nos pasa a diario, pero por supuesto puedes hacerlo tuyo y añadir todo lo que quieras

Al igual que un Bullet Journal, luego cada persona añade las categorías que quiere. Si, además del "diario", quieres poner otras secciones, puedes hacerlo al inicio o al final del cuaderno. Puedes, por ejemplo, recoger frases que oigas y te gusten, películas o series que te hayan gustado, un tweet divertido, lugares por visitar... ¡Cualquier cosa que crees que te pueda animar leerla en un futuro! (ya sea dentro de una semana o dentro de un año).


Como he comentado arriba, mi idea es hacerlo a modo esquemático, cada día destacar en una lista aquellas cosas. En un principio, sin obligarme a hablar de X cosas, simplemente las que considere que merecen la pena. Para hacerlo, he elegido este cuaderno de Esther Gili. Es una preciosidad y me daba pena usarlo para bocetos de logos, notas o cualquier cosa así, por lo que me parece una finalidad perfecta para él. 

No sé si seré constante, porque siempre he terminado abandonando los diarios, pero tengo intención de hacerlo. ¿Seré capaz?

Y tú, ¿te animas a hacer un Cuaderno de las Cosas Buenas?
Si lo haces, y te apetece compartirlo, podemos usar el hashtag #cuadernoCosasBuenas :)

3 comentarios

  1. Me voy a animar a hacerlo, si, aunque no sea a diario, pero creo que es una cosa muy positiva para mi momento actual. Gracias por las recomendaciones!

    ResponderEliminar
  2. Yo hago un diario de gratitud hace unos meses, lo escribo antes de dormir para descargar pensamientos y se ha convertido en un hábito del que no puedo pasar jajaja me encanta hacerlo. Me ha gustado mucho la entrada y te cojo algunas ideas!!!

    ResponderEliminar
  3. Tenía un cuaderno «One line a day» muerto de asco y me he animado a retomarlo al leer tu post, gracias por el impulso. El cuaderno que has utilizado tú me parece precioso, cosa que no te extrañará.

    ResponderEliminar