inspiración: disimular radiadores

Los radiadores... Los mejores amigos de las frioleras como yo, pero también un objeto que afea cualquier rincón, salvo que tengas uno de súper diseño (que no suele ser lo habitual). Yo misma me he encontrado en esa tesitura al decorar el taller, ya que una de las paredes tiene el radiador y me limita mucho a la hora de ponerlo bonito. Por eso, me di una vuelta por Pinterest para inspirarme y me animé a llevarlo a post. ¡A ver qué os parece!

Después de ver tantas fotos, creo que hay tres posibilidades principales para disimular los radiadores. La primera de ellas es la más efectiva visualmente, pero la que más calor resta: taparlo. Con madera, tela o algo metálico... Pero la cuestión es esa, que disminuye la potencia del mismo en la mayoría de los casos. Además de que es la opción más cara. No obstante, os dejo unas cuantas fotos por si os convence, porque sí que es cierto que hay maravillas:

La segunda opción es pintar el radiador, sobre todo si está sobre una superficie con un color llamativo, o queremos crear contraste con la pared. Es algo que a mí me gusta mucho, y que no descarto en un futuro... Aunque por ahora me quedo con la tercera (por comodidad, básicamente. Ahora llegaremos a eso). Si os gusta esta idea, debéis tener en cuenta que no vale cualquier pintura, tiene que ser una apta para temperaturas altas. Pero tengo entendido que hay una gama bastante alta, y tanto en spray como en el formato habitual.

Bueno, y ya tercera opción, como he dicho, es la más sencilla y fácil: simplemente tenemos que poner encima del radiador alguna superficie, pero sin taparlo del todo: una balda, una mesa, una estantería... Procurad no poner materiales que se derritan, ¡y listo! Fácil, y además podemos ganar una nueva superficie para colocar objetos. Y si la ponemos debajo del escritorio... ¡anda que no vamos a trabajar calentitas!
Haz click en cada imagen para acceder a la fuente

Como he comentado, creo que me animaré, por lo pronto, con la tercera... A la espera de que un día me dé el volunto y pinte el radiador de algún color molón.

Y a ti, ¿qué opción te gusta más?
¡Besitos!

No te pierdas...

21 comentarios

  1. Unas ideas chulísimas, en casa de mi madre si los tenemos tapados, algunos, el de la entrada como zapatero, el de mi cuarto {o el que era mi cuarto} con un estante para aprovechar el hueco y el del salón integrado en el mueble

    besos

    ResponderEliminar
  2. Pues yo me quedo con la segunda, lo pintaría de color Mint Green y quedaría suuper xulo!!

    Un Besazo gigante!!

    ResponderEliminar
  3. La segunda opción sin duda!! jajajaj
    Elegimos un color bien chuliii, y quedaría genial!!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. La segunda y la tercera opción me gusta, también la del radiador en tonos degradados : )

    ResponderEliminar
  5. A mi la que más me gusta es la opción de taparlos, visualmente queda precioso y muy decorativo, pero claro, el precio... Y la imagen que has puesto con el radiador en tonos rosas me encanta!

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas ideas todas :)
    la última la más práctica y sencilla, aunque la idea de pintarlos, resulta muy atractiva vistas las imágenes.

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasaba algo parecido pero en el salón que era todavía peor :( Decidí hacer como tú, una estructura tipo estantería (más bien consola) y oye, bien disimuladito e integrado que quedó. ¡Me encanta la idea de pintarlo de un color que contraste! La pena es que los radiadores modernos no son tan estéticos...

    ResponderEliminar
  8. En casa de mis padres están puestos como la primera opción, además se puede abrir o cerrar y te deja espacio arriba, pero al final los desmontaron porque es una casa enorme y resta muchísima efectividad, por lo que el termostato tarda más en alcanzar la temperatura y el precio se dispara, no es tontería, por lo que no lo recomiendo.
    La idea de pintarlos me encanta, sobretodo si se teienen paredes chillonas como amarillo o morado, es chulísimo.
    Pero sin duda la tercera opción creo que es la más cómoda, nosotros en casa lo vamos a poner así ahora, no en todos, pero sí algunos, para ganar algo de espacio para dejar cosas y disimularlos un poco.
    Pero por mi, iban fuera vamos!!! y ponía radial como teníamos en la otra casa, ni un radiador molestando y la casa bien calentita con calefacción por el suelo, pero claro carísima la instalación.
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que los radiadores limitan mucho lo de decorar las habitaciones a nuestro gusto: suelen estar en medio de una pared y nos impiden colocar un mueble en condiciones, además de que no son precisamente bonitos. Me gusta uno que se ve por ahí pintado de rosa clarito y también el de color negro que está junto a unas escaleras. ¡Ya nos enseñarás cómo queda cuando coloques algo sobre él!

    ResponderEliminar
  10. Son unas ideas geniales, pero yo tengo tarifa nocturna y mi radiador no se puede tapar...demasiado calor...

    ResponderEliminar
  11. me gustan los de colores, dan un montón de personalidad, sobre todo el degradado!

    ResponderEliminar
  12. En mi casa tenemos algo parecido a la tercera foto. Son unos embellecedores que creo que quedan muy bonitos aunque, si el radiador fuese blanco en lugar del típico color marrón verdoso de las casas antiguas, no me importaría tenerlos a la vista, creo que le dan un toque hogareño a la casa.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  13. En casa de mi madre todos están "disimulados" con la tercera opción y la verdad es que es muy cómodo y además, si le pones cosas bonitas encima distrae la atención del radiador.
    En nuestra casa actual los radiadores son modernos y no los hemos camuflado de momento... Ya veremos qué hacemos.
    P.D.: La idea de pintarlo en distintos colores me encanta para una habitación infantil o de estudiante.

    ResponderEliminar
  14. Muy buenas ideas! Me encantan los que en lugar de taparlos los resaltan con colores, por ejemplo el que está pintado de amarillo, o los de tonos pasteles. Preciosos!

    ResponderEliminar
  15. ¡Me ha gustado el que está pintado en degradado! :D
    Bueno, la verdad es casi todos me han encantado :)

    Besitos ^^,

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la idea de pintarlos de colores y convertirlos en un elemento decorativo!

    ResponderEliminar
  17. que buenas ideas, no había pensado nunca en como disimularlos! gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  18. A mí es que los radiadores antiguos me encantan, no los taparía nunca, además así dan más calor. Para los modernos me gustan las opciones de pintarlos en el mismo color que la pared o con listones finos.

    ResponderEliminar
  19. mmmmmm como me tienta ir a comprar pintura!!!!!

    ResponderEliminar