diy: macetero con yeso


En el tutorial de hoy vamos a ver una nueva forma de hacer un macetero. Esta vez, el material utilizado es el yeso. Yo he usado durante toda mi vida el yeso (en casa hay tradición por hacer un Belén grande y siempre lo hemos empleado para las casas y muchos detalles), pero nunca se me había ocurrido trasladarlo al mundo DIY y bonitista. 

Pero un día se me encendió la bombilla y dije ¡por qué no! Así que me puse manos a la obra y creo que el resultado es bastante aceptable. Además, podemos hacer muchísimas cosas, solo necesitamos un molde y dejar secar. 

Para hacer el macetero, necesitamos:

Un molde
Yeso
Agua
Un bote para hacer la mezcla

Luego, si queremos adornarlo, podemos usar lo que queramos. Yo lo pinté con chalk paint y le puse unos abalarios de madera a modo de "patas". 

Mi molde fue el culo de una botella de leche, y luego un yogur para hacer el agujero del centro. Pero podéis usar lo que queráis, siempre teniendo en cuenta que: se va a quedar con todos los detalles y relieves, y que habrá que romperlo para desmoldar. 

En mi caso, el yeso que compré era de efecto retardado, pero para este tipo de manualidades eso da igual, porque no vamos a rectificar nada, solo vamos a volcarlo. Por lo tanto, si compráis uno normal, que tarde menos en secar, casi que mejor. 

Lo primero que tenemos que hacer es la mezcla. No hay una cantidad exacta. Lo ideal es echar un poco de agua, e ir añadiendo yeso hasta que tengamos una mezcla compacta y homogénea. Lo suficientemente líquida para que podamos volcarla, pero espesa de tal forma que no veamos ningún resto de agua. 


Una vez la tengamos, vamos a preparar el molde. En mi caso, como veis, usé el culo de una botella de leche cortado con un yogur, que puse en el centro para dejar hueco. Una vez lo tengamos, volcamos la mezcla en el recipiente.


En mi caso, apoyé el yogur en el bote de leche, de tal forma que al final se quedaría un agujero completo, como si fuese un donut. Además, coloqué unos libros encima mientras secaba para que el yogur no flotara. Si no queréis que se quede así, con el hueco completo, debéis de echar un poco de mezcla para hacer la base, dejar que seque un poco, y luego colocar el yogur y echar el resto. 

Ahora toca echarle paciencia y dejar secar. Como siempre, lo mejor es dejarlo toda la noche. Al día siguiente, desmoldamos, y también dejamos secar unas horas para que se le vaya la humedad. El momento desmoldado será más fácil o difícil dependiendo del plástico del molde. Si es blando, no tendréis problema, pero si es duro, como en mi caso, lo recomendado es hacer tiras, abrir poco a poco y sacarlo.


Podemos lijar algunas imperfecciones, y, si queremos, es el momento de decorar. Yo le apliqué unas salpicaduras con pintura y unos abalorios de madera a modo de patas. Esto, confieso, no estaba previsto, pero al colocar la maceta, sobresalía un poco, así que es la forma de añadirle un poco de altura para que esto no pase. Finalmente, apliqué un poco de barniz en spray para fijarlo todo. ¡Y listo!


Ya habéis visto que es muy fácil, tiene más complicación el momento decorado que el macetero en sí. Y esta técnica tiene muchísimas posibilidades, ¡seguro que se me ocurre algún otro DIY que hacer! Solo hay que dar con el molde perfecto :)

Sí, en las fotos salgo con las uñas de dos colores. Hice un día un primer intento con un molde que no salió bien, porque usé cartón, y claro, con la humedad no fue buena idea, jajaja

¡Espero que os guste!

Feliz día ;)

No te pierdas...

8 comentarios

  1. Me encantan esas patitas que le has puesto :)

    ResponderEliminar
  2. Qué original! Aunque el mío seguro que quedaría demasiado original de lo mal que me saldría jaja, pero oye, creo que voy a probar a ver, no pierdo nada :P


    Angie

    ResponderEliminar
  3. Nunca se me habría ocurrido hacer algo así en los días de mi vida, pero es (o parece) fácil y es viable con los niños. Lo apunto para cuando empiece a llover!

    ResponderEliminar
  4. me ha recordado a mi época de moldenova! me encanta! lo haré seguro!

    ResponderEliminar
  5. Hermoso, Carmen !! Sin embargo, debo serte sincera en cuanto a que me quedo muy intrigada con lo de los belenes/pesebres de tu familia con detalles en yeso. Ojalá algún día cuentes sobre ello ¿O ya habrá algo de eso en el blog?
    Como no lo he hecho hasta ahora, te digo que las láminas me han encantado. Besos.

    ResponderEliminar