diy: pendientes de triángulo

Empezamos la semana con un tutorial de lo más facilito y con un resultado genial. Además, utilizando dos de los materiales que me tienen más enganchada últimamente: pasta de modelar y pan de oro. ¡Vamos a hacer unos pendientes con forma de triángulo!

Bueno... Yo hice triángulos porque me gusta mucho esta forma y me apetecía tener unos, pero también podéis atreveros con nubes, hexágonos, círculos, conejitos, corazones, estrellas... ¡Lo que queráis!


Para hacer estos pendientes, necesitarás:
- Pasta de modelar (os la presenté aquí)
- "Palitos" para pendientes
- Pan de oro (aquí os hablé más de él y os dije dónde lo compro yo).
- Cola blanca y pegamento de contacto
- Un cúter o cuchilla

Si no queréis usar pan de oro, podéis dejarlos blanquitos o pintarlos con chalk paint, pintura acrílica, e incluso pintauñas. 

Para empezar, extendemos la pasta de modelar sobre la mesa, con la ayuda de un rodillo (si no tenéis o no queréis usarlo para esto, también podéis hacerlo con un rotulador ;). Procurad que la lámina no sea muy gorda, así el pendiente pesará menos y tardará menos en secar.


Con el cúter o la cuchilla marcamos la forma que queremos que tengan nuestros pendientes, y eliminamos el resto de la pasta para quedarnos solo con ellos. Podemos mojarnos un poco los dedos y rematar los bordes de los pendientes, eliminando picos indeseables y redondeándolos un poco. 


Luego tenemos que dejarlos secar. Los míos tardaron en torno a 1-2 horas. Una vez estén listos, con pegamento de contacto colocamos los "palitos" para pendientes (en serio, ¿cómo se llama eso?) por el lado que menos nos guste. Dejamos secar de nuevo.


Pasado ese tiempo, podemos optar por dejarlos en blanco o darles algo de color. Yo me decanté por el pan de oro, y seguí el mismo procedimiento que os enseñé con el jarrón: apliqué cola blanca en una capa finita, coloqué el pan de oro, eliminé los restos y dejé secar. ¡Y listo!


Me encanta cómo quedan y ya estoy usándolos :)


La verdad es que estos dos materiales me encantan, y estoy segura de que los veréis mucho por aquí. ¡Espero no ser pesada!

¡Feliz semana!

No te pierdas...

19 comentarios

  1. ¡Me encantan, Carmen! Qué chulada <3<3<3<3

    ResponderEliminar
  2. Carmen artistaza, son súper chulos, no descarto hacerlos.

    ResponderEliminar
  3. La idea es genial, hay que aplicarla a otras cositas, sisisisi

    ResponderEliminar
  4. Encantarme es poco!! ❤️ Voy a buscar pan de oro y renovaré el ajuar!
    Besos,
    Laura

    ResponderEliminar
  5. ¡Son preciosos, Carmen! Parece mentira lo sencillos que son los triángulos y cuánto molan.
    El otro día me metiste el gusanillo del pan de oro, pero hoy me has metido también el de la pasta de modelar, que nunca la he probado, pero se ve tan blanquita que me gusta incluso al natural.
    A los "palitos" yo los llamo "bases para pendientes" porque tampoco sé qué nombre darles, jajaja.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, son monísimos y es super sencillo! Está genial esto, muchas gracias! Y muchos besos ^^

    ResponderEliminar
  7. Qué apañados! Ya te voy a estar copiando ;)

    ResponderEliminar
  8. Guau!! Me han encantado!! Me lo apunto pendiente de hacer!! :)

    ResponderEliminar
  9. Quedan preciosos, y además son bastante sencilitos de hacer, lo mismo me copio!

    ResponderEliminar
  10. Me parecen preciosos y además van totalmente con mi estilo ,)

    ResponderEliminar